Racing: ayer, hoy y siempre

estadio de A Malata, se realiza la plantación del árbol que conmemora los cien años de vida del Racing
|

No podía quedar sin celebrar el día en el que el Racing llegaba a los cien años de vida. Por eso, aunque a nivel institucional no se programó ningún acto, el racinguismo se movilizó de manera espontánea para festejar el 5 de octubre, la fecha del nacimiento de la entidad. Ya desde primera hora de la mañana las redes sociales recogieron un sinfín de felicitaciones al “viejo verde” por su cumpleaños. Y, a partir de ahí, los actos se fueron sucediendo para celebrar este aniversario.

La actividad que más gente congregó fue la ruta que, organizada por Jorge Deza y Fran Serantes, con la colaboración del Círculo Racinguista y Federación de Peñas Racinguistas, reunió a más de un centenar de aficionados en el bar Guarisnais, en Esteiro. Con el periodista Raúl Villares como maestro de ceremonias –con el soporte técnico de Audiovisual Castilla–, los participantes recorrieron algunos de los puntos clave de la historia del Racing hasta llegar A Malata, donde se realizó la plantación de un carballo –acto que protagonizaron Doña Josefa, socia de mayor edad del Racing, y Amadeo Varela, hijo de uno de los fundadores del club–.

El papel estelar de las peñas llegó por la tarde. El colectivo Diablos Verdes ya lo había tenido el viernes con una exhibición, en A Malata, de bengalas y fuegos de artificio para celebrar el centenario del club. Los colectivos Morandeira y San Juan, mientras, eligieron su ubicación habitual en el estadio –en la zona de Preferencia– y su sede, respectivamente, para celebrar sendas fiestas en las que se soplaron las velas de un cumpleaños tan especial como este.

Racing: ayer, hoy y siempre