La Bolsa registra su mayor subida del año por las medidas de estímulo del BCE

European Central Bank (ECB) President Mario Draghi arrives for a news conference at the ECB headquarters in Frankfurt, Germany, March 10, 2016. REUTERS/Kai Pfaffenbach
|

El Ibex 35 se impulsó ayer un 3,69% al cierre de la sesión, lo que llevó al selectivo a situarse por encima de los 9.000 puntos (9.070,6) con la banca protagonizando los avances, entre los que destacó el del Banco Popular (+12,7%).

Las medidas anunciadas el jueves por el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, permitieron al selectivo lograr un repunte del 3,16% en los últimos cinco días, encadenar cuatro semanas en positivo, y volver a los 9.000 puntos tras casi dos meses por debajo de esa cota. La de ayer fue la mayor subida desde el mes de octubre de 2015 y la mejor del año.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo se colocó en 121,2 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 1,483%. Mientras, en el mercado de divisas, el euro se intercambiaba a 1,1185 dólares.

La banca fue la protagonista de la sesión de ayer, con avances superiores al 4%. El Popular lideró las subidas con ganancias del 12,7%, hasta los 2,672 euros, seguido de Bankia (+11,39%), el Sabadell (+9,36%), el Santander (+7,14%), Caixabank (+6,22%), el BBVA (+6,19%) y Bankinter (+4,34%). Entre las cotizadas que más subieron también se encontraba ArcelorMittal, con un repunte del 11,5%. Tan solo Inditex (-0,2%), Amadeus (-0,1%) y Grifols (-0,05%) cerraron en rojo.

El Ibex se colocó a la cabeza de Europa, superando los repuntes de Frankfurt (+3,5%), París (+3,3%) y Londres (+1,7%).

El analista de XTB Rodrigo García explicó que el BCE ha sido el “auténtico artífice” del optimismo que se vivió ayer en los mercados al repartir argumentos para que los inversores “desatasen sus órdenes de compra”. Sin embargo, el experto rebajó las expectativas al afirmar que las razones que existen para esperar una continuación de las subidas “no tienen demasiado fundamento”, por lo que espera que el escenario más probable en próximas sesiones sea “una entrada en lateralidad con correcciones”.

García se mostró “escéptico” con las medidas implementadas por el BCE y aseguró que le cuesta creer que las iniciativas anunciadas por Draghi “sirvan para hacer que los bancos presten más y que la economía entre en una fase de reactivación”.

El Consejo de Gobierno del BCE decidió el jueves rebajar el tipo de interés de referencia al 0% desde el 0,05%, así como recortar en 10 puntos básicos el interés aplicado a su facilidad de depósito, que pasará a ser del -0,40% desde el -0,30% actual. También ampliará el importe de sus compras mensuales a 80.000 millones, incluyendo deuda emitida por empresas.

Por su parte, el vicepresidente del BCE, Vítor Constancio, dijo ayer en un artículo de opinión que la intervención de la institución evitó que la zona euro cayera en una situación de “deflación permanente” desde el año pasado, y advirtió del peligro de menospreciar la capacidad de la política monetaria ante la falta de respuesta mediante políticas fiscales y reformas estructurales. 

“Para normalizar la inflación en la zona del euro necesitamos urgentemente un mayor crecimiento que pueda reducir las brechas negativas de producción y desempleo, aplicando todas las políticas realmente disponibles”, señala Constancio. “Si no aplicamos la política monetaria, ¿entonces qué hacemos?”, dice.

Subrayó la importancia de introducir políticas fiscales y acometer reformas estructurales en línea con el llamamiento del G-20, pero reconoció la dificultad de aplicar dichas políticas.

La Bolsa registra su mayor subida del año por las medidas de estímulo del BCE