Las carrilanas volvieron a recorrer en algo más de un minuto la bajada de San Mamede

Carrilanas Valdoviño pregón paella y Karaoke
|

Una carrilana es cualquier vehículo de tres o cuatro ruedas que no  requiera de propulsión para desplazarse y también toda una referencia en el caso de Valdoviño. Este municipio, desde hace 18 años, ha sabido hacer de la competición de estos “trastos” en una de las citas más populares de la comarca. La cita de este año se celebró ayer y, aunque el programa tuvo que ser modificado por la lluvia caída durante la mañana, su principal contenido no se vio alterado.
Así, a partir de las cuatro y media de la tarde, tal y como estaba previsto, arrancó la competición en la que tomaron parte alrededor de ochenta participantes, la mayoría de la zona y otros llegados desde distintos puntos de España y Portugal.  
La competición, puntuable para la Copa de España de la Federación de Deportes de Inercia, consistió, tal y como ya sucedió en las diecisiete ediciones anteriores, en recorrer en el menor tiempo posible una pendiente de aproximadamente 1,350 metros, con el punto de partida situado en las inmediaciones de la capilla de San Mamede.
 
accidente
La salida de vía de una de las carrilanas en una de las pruebas impuso un ligero desajuste con respecto al horario previsto. El accidente no tuvo mayores consecuencias para los dos ocupantes del vehículo, por lo que la organización decidió reanudar la competición, que concluiría pasadas las ocho de la tarde con la celebración de un concurso de saltos en línea de meta.  El fin de fiesta también dio lugar a nuevas actuaciones del concurso de karaoke que con muy buena acogida por parte del público había dado comienzo en la jornada del sábado y con la entrega de premios a los ganadores de la XVIII Baixada de Carrilanas a San Mamede.
Paralelamente a la celebración del campeonato,  la asociación que está al frente de la organización promueve citas gastronómicas que cada año que pasa atrae na un mayor número de visitantes.
La degustación de paella de marisco al precio de cinco euros por ración volvió a contar con el respaldo de los asistentes, al consumir las 300 previstas. También funcionó a lo largo de todo el fin de semana un servicio de plancha que fue utilizado por mucho de los asistentes. 

300 raciones que supieron a poco
La gastronomía tiene cada año mayor presencia en el programa de las carrilanas. Una  paella de marisco fue la protagonista de este apartado.

Nuevos talentos
El programa festivo incluyó un concurso de karaoke en el que tomaron parte alrededor de treinta de aficionados a la música  dispuestos a alcanzar el éxito.

Estos descensos están considerados el deporte de inercia más antiguo que existe
La competición, que tuvo lugar por la tarde –la bajada infantil no se llegó a celebrar por la lluvia– se vio interrumpida durante 15 minutos por la salida de vía de una de las carrilanas. El accidente no tuvo consecuencias .

Las carrilanas volvieron a recorrer en algo más de un minuto la bajada de San Mamede