El Valedor demanda “sensibilidad” a la banca, que ha sido “privilegiada” frente a los ciudadanos

GRA109. SANTIAGO DE COMPOSTELA, 01/04/2014.- El Valedor do Pobo, Jos� Julio Fern�ndez, presenta a la presidenta del parlamento, Pilar Rojo, su informe anual ordinario correspondiente a 2013, ejercicio en el que se tramitaron 18.887 expedientes, esta m
|

El Valedor do Pobo, José Julio Fernández Rodríguez, demandó ayer “sensibilidad ante la ciudadanía” a las entidades bancarias, que fueron “privilegiadas en esta época de crisis”.

En la presentación del informe anual de 2013 de la institución, Fernández afirmó que existe un pensamiento, que comparte, de que se ha ejercido un “exceso de protección a la banca y un déficit de protección al ciudadano”.

En el caso concreto de la venta de preferentes y subordinadas, el Valedor expresó su esperanza de que “los nuevos gestores de Novagalicia Banco den los pasos adecuados para solucionar de una forma justa este problema”.

En 2013, el Valedor desarrolló un total de 23.535 actuaciones de atención al ciudadano y a la institución se dirigieron 18.887 reclamantes, se sometieron a investigación 2.746 asuntos y se abrieron de oficio 46 quejas.

corcoesto

El proyecto minero de Corcoesto, la sanidad pública y asuntos relacionados con los servicios sociales y la crisis económica centraron la actividad del Valedor do Pobo durante el año 2013.

El área de medio ambiente fue el sector que propició más investigaciones, con un total de 655 quejas, un 23,85 por ciento del total, seguida del área de empleo público e interior, con 261; urbanismo y vivienda, con 251; servicios sociales, con 208; corporaciones locales, servicios municipales y protección civil, con 205; y el área de administración económica y transportes, con 188 disposiciones.

De las 157 resoluciones adoptadas en el ejercicio, 131 recomendaciones, 15 sugerencias y 11 recordatorios de deberes legales, el Valedor informó de que 115 fueron aceptadas, lo que supone un 73 por ciento del total, que consideró aceptable, aunque bromeó que hubiera preferido un 85 por ciento.

Por provincias Pontevedra fue la que más quejas registró con 8.211, aunque Ourense tuvo un mayor número de reclamaciones por cada 10.000 habitantes, unas 185. Le sigue por orden Pontevedra con 86; la de Lugo con 31 y A Coruña con 28 por cada 10.000 habitantes.

Debido al cambiante contexto de la sociedad, el Valedor do Pobo incluyó como novedades en su ámbito de actuación, la inclusión efectiva de personas con necesidades especiales o diversidad funcional; la protección de los derechos de las mujeres; el derecho a la buena administración; la atención especial a las exigencias medioambientales o la lucha por la vigencia de los derechos sociales en situación de crisis económica.

Además, el presente informe abrió un capítulo dedicado a los derechos de la mujer para así garantizar que la igualdad de género sea efectiva. También se atendió distintas iniciativas para apostar por el protagonismo social y activo de las mujeres.

abusos

Otro ámbito de especial preocupación para el Ombudsman gallego es la defensa de los derechos de las personas con discapacidad intelectual y se concluyó que deben mejorarse determinados aspectos en la atención del colectivo. También es un pilar básico la atención de los problemas derivados del abuso de las entidades financieras, vinculadas a los desahucios y las llamadas cláusulas suelo.

Por otra parte, el Valedor do Pobo dedicó un capítulo a la pobreza energética. Así, realizó investigaciones a empresas eléctricas por el posible cobro excesivo en la cobertura de servicios relacionados con dicho servicio.

En el ámbito educativo, trató de reforzar los compromisos con la administración para erradicar las situaciones relacionadas con el acoso escolar.

José Julio Fernández calificó de “eficaz” la gestión desarrollada, reconoció que “algunas instituciones” son más lentas en el cumplimiento de sus resoluciones y citó a la USC, las consellerías de Traballo y de Educación y “algunos ayuntamientos”. n

El Valedor demanda “sensibilidad” a la banca, que ha sido “privilegiada” frente a los ciudadanos