Navantia endurece las condiciones de las subcontratas en el área de carenas

Navantia Ferrol
|

Navantia avanza en su objetivo de abaratar costes y los trabajadores se rebelan ante algo que afecta directamente a sus bolsillos. En otra vuelta de tuerca de un proceso que está en marcha desde el pasado año, la compañía pública ha sacado a licitación unos nuevos acuerdos marco de tarifas para la realización de trabajos en el área de carenas con un recorte del 15% sobre los precios anteriores. Los sindicatos van a convocar movilizaciones de inmediato.
Desde el pasado 2014 se aplica una nueva política de compras que, tal como se refleja en el plan industrial de Navantia, tiene por objetivo reducir entre un 10 y un 15% los costes de la compañía. Es una política que tiene un difícil encaje en la comarca de Ferrol, donde la falta de carga de trabajo de los últimos años ha arrasado un tejido industrial con gran capacidad y experiencia. Se han sucedido regulaciones, despidos y cierres de empresas hasta superar los 4.000 puestos de trabajo destruidos, y ahora que tímidamente vuelve a repuntar la ocupación, Navantia aplica una política que pasa por alto los acuerdos firmados, en cuanto a condiciones laborales, y que abre la puerta a la competencia de subcontratas de fuera que compiten con convenios más baratos.
En las licitaciones para el flotel de Pemex, esta situación provocó que una empresa de Vigo, compitiendo con el convenio provincial, ganase el contrato más importante del programa y que haya dos compañías de aceros, Maessa e Ainair, que están aplicando dentro del astillero de Ferrol un doble rasero a los trabajadores indefinidos, que cobran por los acuerdos de 2001, y  a los nuevos, a los que han recortado las condiciones para ajustarse a los precios actuales.
La misma política llega ahora al área de reparaciones, que emplea habitualmente a entre 500 y 600 trabajadores de auxiliares, aunque en momentos de máxima ocupación el número puede llegar a duplicarse. Los nuevos acuerdos marco pretenden hacerse con tres únicos proveedores en cada gremio –pintura, tuberías, aceros, etc.–y recurrir a sus servicios con precios un 15% más baratos que antes.
El secretario de la Federación de Industria de CCOO en Galicia, Víctor Ledo, criticó que esta política es injusta con las empresas de la comarca, que han pasado un auténtico calvario en los últimos años, y deja en pie únicamente a las grandes compañías, filiales de gigantes como FCC o ACS. Criticó duramente también que el ahorro de costes de Navantia “va a cuenta de la precarización laboral, recorte de salarios y jornadas excesivas de los trabajadores”.
Ante esta situación, los sindicatos han adoptado ya el acuerdo de convocar movilizaciones de inmediato. “Vamos a exigir que se cumpla lo que está firmado y no vamos a consentir que paguen los trabajadores”, señaló Ledo.

Navantia endurece las condiciones de las subcontratas en el área de carenas