Navantia pone velocidad de crucero para entregar en plazo las 42 “jackets”

Francisco Silva, Francisco Conde, Esteban García y Daniel Alonso ayer frente a una de las seis “jackets” que ya se han erigido en Navantia Fene | d. alexandre
|

El astillero de Navantia Fene recibió ayer la visita del Conselleiro de Economía, Emprego e Industria, Francisco Conde, para conocer de primera mano el avance de la construcción de los 42 “jackets” que se fabrican en la factoría para el parque eólico marino de East Anglia One de Iberdrola. El responsable de la Xunta estuvo acompañado por los presidentes de Navantia y Windar, Esteban García Vilasánchez y Daniel Alonso, respectivamente, así como del delegado de Iberdrola en Galicia, Francisco Silva.
La comitiva pudo comprobar in situ el nivel de desarrollo de este proyecto –valorado en 120 millones de euros– que, a pesar del parón de tres semanas por la huelga de las auxiliares, sigue el calendario previsto por el contratista, aseguró Raúl Rico, director del programa. “Eso hizo mucho daño en un programa con los plazos tan ajustados y por eso hemos tenido que activar medidas de mitigación para recuperar los plazos comprometidos”.
En la actualidad ya se han completado y verticalizado seis de estas estructuras subacuáticas y, la previsión de los responsables del proyecto, es que en torno al 20 de febrero comiencen los primeros embarques hacia el Reino Unido.

De febrero a julio
Raúl Rico, explicó que la cadencia de montaje e izado de las “jackets” en estos momentos es de una por semana, aproximadamente, por lo que se llegarán a acopiar más de quince al mismo tiempo antes de los envíos.
En este caso, el transporte se realizará en barcaza y no en barco, como sucedió con el primer encargo de “jackets” para el proyecto Wikinger. Esto significa que el método de carga también será distinto, ya que, en vez de depositar las piezas con una grúa se utilizarán unas plataformas modulares que irán “posando” las estructuras en las barcazas, detalló el Raúl Rico. En total, se realizarán diez embarques con cuatro piezas y un embarque final con dos, previsto para el mes de julio.

Tras la visita a las instalaciones, Francisco Conde reconoció que “a aposta da compañía pola innovación e a diversificación cara a eólica mariña permite a Galicia ser un firme aliado de Iberdrola” en este sector, lo cual ha generado solo en este proyecto un millón de horas de carga de trabajo y más de 800 empleos.
Por su parte, el presidente de Navantia agradeció al conselleiro el apoyo e interés del ejecutivo gallego por la eólica marina y al representante de Iberdrola por haber dado al astillero “la oportunidad de trabajar juntos en este campo a través de los dos grandes contratos firmados con ellos”. Además, García Vilasánchez avanzó que la compañía naval está actualmente pugnando por nuevos contratos –tanto en el sector de la eólica fija (jackets) como flotante– en Inglaterra, Francia y Alemania
El delegado de Iberdrola recordó la “apuesta firme” que ha realizado la multinacional en Galicia por la generación de energías limpias y que se ha materializado en estos dos grandes proyectos en los que ha participado Navantia. Por ello, confió en que ambas compañías puedan aprovechar esta oportunidad para seguir creando empleo en la comarca.

Navantia pone velocidad de crucero para entregar en plazo las 42 “jackets”