Reportaje | Las uvas de fin de año, mejor el último día

La frutería Víctor de Canido es una de las que tiene más barato el kilo, a 2,95 euros | daniel alexandre
|

Si hay algo que no podrá faltar mañana en cualquier mesa que se precie son las doce uvas de la suerte, una tradición sobre la que recaen diferentes teorías sobre sus inicios –la más popular es la referida al excedente producido en 1909 en Alicante, hecho que llevó a los agricultores a popularizar la costumbre–, pero que resulta imprescindible a la hora de despedir el año.
Aunque muchos optaron por hacerse ya esta semana con los racimos necesarios, todavía son mayoría los que prefieren esperar a mañana o al propio domingo para obtener un producto más fresco. “Me sorprende que ya vinieron mucho a por ellas cuando, si piensan que así van a ahorrar, están equivocados. Yo las tengo al mismo precio todos estos días, 2,95 euros el kilo, porque uva la hay siempre”, indican desde la frutería Víctor de Canido, que apuntan a que quizás las grandes superficies sí bajen el precio el último día para acabar con el stock.
El hecho de abrir el domingo es una práctica que eligen muchas de las fruterías de la ciudad para favorecer que nadie se quede sin sus uvas, donde la tradición sigue mandando. “Solo las tengo con pepita porque es la que más pide la gente”, aseguran desde el establecimiento de la calle Alegre, a diferencia del puesto 55 del Mercado de Recimil, Janet, donde tienen también sin pepitas; “se vende mejor la de fin de año (3,80 euros) porque la otra, además de ser más cara (5,50 euros el kilo) es mucho más grande”.
Innovación
La Frutería De Eloy Abrió sus puertas el pasado mes de noviembre y de momento no puede quejarse en cuanto a las ventas. “Cogí 35 kilos para estos días y hoy ya tuve que ir a por otros 35”, indicaba ayer su dueño, que tiene un precio cerrado con la cooperativa de 3,69 euros el kilo.
Buscando diferenciarse, el ferrolano regala unas bolsas de colores para que cada cliente empaquete de forma original la fruta de sus comensales.

Reportaje | Las uvas de fin de año, mejor el último día