El sector naval gallego inicia la senda de la recuperación también en empleo

Aclunaga cree indispensable favorecer la colaboración público-privada, de la que un ejemplo es Navantia-Fene | d. alexandre
|

La Asociación Clúster del Naval Gallego (Aclunaga), compuesta por 118 empresas, considera iniciada la senda de la recuperación del sector en Galicia tras computar un incremento del 24 por ciento en la facturación correspondiente al presente ejercicio. Una cifra a la que acompaña además un aumento en materia de empleo derivado de los 29 contratos en vigor en el conjunto de los astilleros de capital privado existentes en la comunidad.
Las “buenas expectativas” que ha despertado el año que está a punto de finalizar se verán consolidadas en 2018, según la asociación patronal, a la que están adscritas la mayor parte de compañías auxiliares del sector en la comarca ferrolana.
De este modo, según los datos que fueron dados a conocer ayer, la previsión al cierre de 2017 es que la facturación roce los 2.000 millones de euros. También en el ámbito de la creación de empleo derivada del incremento de la contratación de buques los porcentajes son similares, ya que el clúster da ocupación en la actualidad a más de 14.200 trabajadores.
Desde Aclunaga matizan no obstante que “lejos de olvidar las duras consecuencias de la crisis económica” y de la aplicación del tax lease, que mermó considerablemente la capacidad competitiva de los astilleros gallegos, “este escenario es una excelente ocasión para fortalecer una ambiciosa política sectorial apoyada en una estrategia común europea frente a la competencia exterior”.
La existencia de subsidios y ayudas a terceros países que determinará la actividad del sector en la próxima década a través de sistemas fuertemente proteccionistas, justifican lo que Aclunaga considera como uno de sus principales retos de cara al futuro. Países como China –advierte la asociación– buscan introducirse en el mercado internacional de alta tecnología naval, “en el cual Europa es uno de los principales actores”, advierte.
Un reto este último para el que Aclunaga ve imprescindible la colaboración con la administración y todos los agentes implicados con el objetivo de “construir un naval fuerte, innovador y competitivo, que afiance su presencia en el mercado exterior, de modo que nuestros astilleros y nuestra industria complementaria sigan actuando como motor de desarrollo económico y bienestar en toda la comunidad gallega, en el presente y en el futuro”.
En este sentido, la entidad se hace eco del estudio elaborado por Balance Technology Consulting, financiado por la Comisión Europea, y que, entre otros aspectos, recomienda defender las necesidades del sector marítimo europeo de cara a futuras negociaciones de libre mercado, así como potenciar el apoyo financiero en inversiones de I+D+i.
Es precisamente en este marco de desarrollo en donde Aclunaga considera de especial trascendencia abordar “una gran alianza público-privada”. Un aspecto ya conocido en Ferrol a través de la colaboración de Windar con Navantia en Fene.

El sector naval gallego inicia la senda de la recuperación también en empleo