El Racing dice adiós al liderato

diario de ferrol-2019-02-25-033-2179d546
|

Adiós al liderato, adiós a la racha de 17 jornadas sin perder... El Racing perdió ayer frente al Silva algo más que tres puntos. El resultado, de hecho, le sirve para recordarle que su intención de acabar la liga regular en lo más alto de la tabla clasificatoria no es una tarea sencilla. Al contrario, se topará con todo tipo de problemas como el pasó en esta ocasión.

Silva y Racing empezaron el partido siendo conscientes del papel que les tocaba jugar: el equipo ferrolano, el de dominador; el coruñés, el de víctima a la espera de una ocasión para dar la sorpresa. Y, cada uno con sus armas, los dos dispusieron de ocasiones para estrenar el marcador. Primero fue el cuadro verde el que avisó a través de una doble ocasión en la que, sin embargo, los remates de Marcos Álvarez y Juan Antonio se encontraron con la presencia del meta Damián. Por parte de la escuadra herculina, el exracinguista Aarón Sánchez (un auténtico peligro a lo largo del encuentro) fue el autor de un disparo a las manos de Diego Rivas tras ganar la espalda a la defensa racinguista.

El paso de los minutos sirvió para que el Racing intensificase su dominio y, por momentos, embotellase a su rival. Pero sus ocasiones –generalmente a balón parado o en barullos como finalización a jugadas ofensivas– no llegaron a traducirse. Y, cuando parecía que el encuentro iba a llegar al descanso sin movimiento en el marcador, el Silva sacó partido de una contra en la que el pase de João Paulo fue rematado, en el segundo palo, por Aarón Sánchez al fondo de la red.

Alternativas
No quiso el Racing que las cosas se le complicasen y por eso salió dispuesto a encerrar a su rival en busca de la portería contraria. A los cinco minutos del segundo acto, de hecho, ya había restablecido el empate después de que Joselu resolviese ante la portería contraria una dejada de Juan Antonio con la cabeza. Incluso generó algunas opciones más como para ponerse por delante en el marcador, pero al menos lo que sí consiguió fue tomar el control del encuentro.


Sin embargo, cuando más de cara estaban las cosas, un tanto de João Paulo al rematar un saque de esquina volvió a complicarle las cosas al cuadro verde. Más si cabe porque a partir de ahí ya no mostró tanta claridad de ideas a la hora de atacar a un rival que se sentía cada vez más cómodo en su tarea de defender la renta que había conseguido .

Envuelto en esta complicada situación, Marcos Álvarez acudió al rescate para, con un cabezazo tras saque de banda, restablecer el empate. Dos expulsiones –una por bando– le dieron más incertidumbre a un tramo final en el que el equipo ferrolano buscó la victoria al máximo. Sin embargo, con lo que se encontró fue con un penalti en contra y el tanto del Silva que le hizo perder.

El Racing dice adiós al liderato