Caranza se manifiesta para poder mantener el servicio de gas propano

Concentración a favor del propano en Caranza
|

Vecinos de los barrios de Caranza y Esteiro afectados por la posibilidad de que se produzca un cambio del gas propano al natural se concentraron ayer ante los depósitos situados en las inmediaciones de la Avenida do Mar para hacer valer sus reivindicaciones, que  han hecho llegar a las administraciones local y autonómica.
La convocatoria, que partió de la Asociación de Mujeres de Caranza y Ti e Máis eu Teatro sirvió para reclamar, una vez más,  que los vecinos que disponen en su domicilios como fuente de energía el gas propano continúen disfrutando de este servicio y no se les obligue a realizar el cambio a gas natural.
Una de las portavoces de los vecinos, Fina Deive, explicó que este cambio, en caso de que se produjese, tal y como tiene previsto realizar la empresa Gas Natural, “afectaría a unas 3.000 personas que tienen a día de hoy unos contratos vigentes, firmados y con los que quieren continuar”. 
La portavoz explicó que el alcalde, Jorge Suárez, se había comprometido con los vecinos de los barrios de Caranza y Esteiro, “tras haberse aprobado una moción por unanimidad en el pleno, en la que daría traslado a Gas Galicia y a la Xunta de la negativa del Concello de Ferrol a conceder licencias mientras no se garantizase esa permanencia, quedando en darnos cuenta de esta comunicación una vez realizada, algo que todavía no ha sucedido”.
Otra de las portavoces, de la Asociación de Mulleres, Mercedes Leal, aseguró que las familias rechazan este cambio “fundamentalmente por motivos económicos”. “El gas natural es más caro que el propano, simplemente por tener el servicio, el término fijo, estamos hablando de una diferencia de aproximadamente de un 30% más, con situaciones económicas muy precarias en el barrio”, denuncia, pues varía “en función de la tarifa seleccionada, de un 30% a un 85%”.  
Las entidades que promueven estas manifestaciones y que ya han realizado diferentes reuniones informativas al respecto serán recibidas el próximo martes por el director xeral de Enerxía e Minas de la Xunta, Ángel Bernardo Tahoces, con el que había solicitado una reunión para abordar esta problemática. l

Caranza se manifiesta para poder mantener el servicio de gas propano