Feijóo erige el gallego como “punto de encuentro” y ensalza a Manuel María

El Ideal Gallego-2016-05-18-018-bfbecaa4_1
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, recordó ayer que la lengua gallega es “un códice vivo escrito por todos” y destacó la importancia de erigirlo en “punto de encuentro”, al tiempo que recordó el trabajo del poeta Manuel María en relación a la “cultura oral” y lo definió como un “tertuliano” con “el don de la palabra”.

Así lo remarcó durante su intervención en la localidad lucense de Outeiro de Rei en el acto institucional de homenaje a Manuel María, autor homenajeado este año en el Día das Letras Galegas. Al acto, que ha tenido lugar en el CEIP Laverde Ruiz, acudieron, entre otros, el delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, y el presidente del Parlamento gallego, Miguel Santalices.

El presidente gallego centró su discurso en el idioma gallego como herramienta para “superar fronteras generacionales e ideológicas” y destacó su capacidad para cohesionar al territorio. “La lengua siempre une, porque es el resultado del uso continuado que hace de ella un pueblo”, dijo Feijóo, para quien constituye algo “escrito por todos y que nadie puede robar”.

En esta línea, Núñez Feijóo recordó la figura de Manuel María como poeta, dramaturgo, escritor, guionista y “militante de muchas causas”, pero, “sobre todo, tertuliano”. “Tenía el don de la palabra y cultivaba esa cultura oral en la que siempre se distinguieron nuestros creadores”, apuntó.

Frente a los autores clásicos “solitarios”, Feijóo destacó en la biografía de Manuel María los “hitos marcados por las tertulias más singulares de la época”.

“Me atrevo a sugerir que, si la Galicia de hoy es un hogar de todos y para todos, se debe a la semilla que se plantó en esas tertulias”, apuntó, tras definir al autor homenajeado como un “hombre de amigos”.

Entre otras cuestiones, el presidente gallego hizo mención a la “diversidad ideológica” que reinaba en aquellas tertulias y a la “capacidad comunicativa” de sus integrantes.

De hecho, puntualizó que la lengua “servía entonces como punto de encuentro” y sigue constituyendo a día de hoy el “hilo” que hace de Galicia “una comunidad”.

Como ejemplo, recordó la “convicción nacionalista de Manuel María” y la “tendencia conservadora” de Xosé Filgueira Valverde, homenajeado en las Letras Galegas de 2015. “Los dos son afluentes del gran río que es la cultura gallega. Ambos contribuyeron a que nuestro idioma esté presente en el mundo, haciendo patente nuestra manera de ser”, ha resumido Núñez Feijóo, para quien, sin alguno de los dos, “Galicia sería más pequeña”.  

La casa en la que Manuel María nació en 1929 en Outeiro de Rei acogió ayer el tradicional acto de homenaje organizado por la Real Academia Galega (RAG) con motivo del Día das Letras Galegas, con el que el autor chairego convirtió esta pequeña localidad en la “capital literaria del mundo”.

Así lo expresó el presidente de la RAG, Xesús Alonso Montero, que ha sido el encargado de abrir y de cerrar el acto en el que han participado numerosos académicos, personalidades del mundo de la cultura y de la política, así como un extenso público para dar fe de que Manuel María está “en el corazón y en la memoria” de los gallegos.

Una interpretación musical de “O Carro”, uno de los poemas del libro Terra Chá, marcó el inicio del acto de homenaje a uno de los poetas gallegos recientes “que tiene más relevancia” tanto desde el ámbito escolar, a donde se orientó parte importante de su producción.

Durante su intervención, el presidente de la RAG ha erigido el Día das Letras Galegas en el “verdadero Día de Galicia”, superando en importancia al 25 de julio. “Nuestro día grande es el de la palabra”, resumió Xesús Alonso Montero, que puso en valor la defensa del idioma.

Feijóo erige el gallego como “punto de encuentro” y ensalza a Manuel María