La Policía alemana lanza una amplia operación ante un intento de atentado

German special policemen SEK search a housing area in the eastern city of Chemnitz on suspicion that a bomb attack was being planned in Germany, October 8, 2016. REUTERS/Fabrizio Bensch TPX IMAGES OF THE DAY
|

Cientos de policías, incluidas unidades especiales, estaban ayer al cierre de esta edición registrando el barrio de Fritz-Heckert de la ciudad de Chemnitz en busca de un individuo que estaría implicado en la preparación de un atentado con bomba.

Los servicios secretos alemanes dieron la información sobre el piso en el que estaría el sospechoso, pero no fue localizado en el lugar. Durante la operación se realizó una detonación controlada. Como medida de precaución se pidió a los vecinos que se mantengan en sus casas. 

“La zona acordonada es tan amplia que podemos casi descartar que haya peligro para la población”, explicó un portavoz de la Policía del estado de Sajonia, Tom Bernhardt.

radicalismo

Ayer se desconocía si el incidente  estaba relacionado con el radicalismo islámico o el de extrema derecha. 

Sí hubo informaciones de que dos personas fueron detenidas en relación con este suceso.

El hombre sospechoso de planear el ataque fue identificado como Jaber Albakr, de 22 años.

A finales de septiembre se registraron dos explosiones de artefactos caseros en el este de Alemania, una en una mezquita y la otra en un centro de congresos sin que hubiera ninguna reivindicación. Sin embargo, se ha relacionado estos casos con el auge de la xenofobia e islamofobia y el surgimiento de Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente (Pegida).

La entrada en Alemania de casi un millón de inmigrantes y refugiados, principalmente musulmanes, en el año 2015 ha provocado un incremento del respaldo a los grupos xenófobos y de extrema derecha. 

También ha habido un aumento drástico de los ataques a centros de acogida.

Además, en julio se produjeron en territorio alemán dos atentados menores que se atribuyó el Estado Islámico, concretamente en Ansbach y Wuerzburg, en los que resultaron heridas una veintena de personas en total.

La Policía alemana lanza una amplia operación ante un intento de atentado