Laffi deja el Universitario por sus problemas físicos

laffi, durante el partido ante el universidad de valladolid luis polo
|

La pívot italiana Eleonora Laffi abandonó la disciplina del Universitario de Ferrol después de que el club departamental accediese, tal y como la jugadora solicitó, a rescindir el contrato que unía a ambas partes. Los problemas físicos que arrastraba la jugadora están en el origen de esta decisión que supone un importante revés para el equipo que prepara Lino López.

Desde hacía algún tiempo, la baloncestista sufría fuertes dolores en un tobillo que le impedían entrenarse con normalidad y jugar al nivel que ella esperaba. Con todo, la transalpina participó en todos los partidos con un promedio superior a los veinticuatro minutos por encuentro. Sí es cierto que sus números están muy lejos de los 15 puntos y siete rebotes que promedió en su última campaña en el Vigarano de la A-2 italiana, pues este ejercicio apenas fue capaz de anotar seis por encuentro y se quedó solo en cinco rechaces.

Al margen de las estadísticas, es el dolor que padece lo que la llevó a tomar la decisión de pasar por el quirófano y, con el fin de liberar al club de la carga económica que supone su ficha, solicitó la baja. Una decisión que desde el Universitario se destaca como ejemplo de la profesionalidad que mostró en sus tres meses en la ciudad, así como su altura humana.

Sin embargo, al club se le viene ahora encima un importante problema, pues su ya de por sí corta plantilla se ve todavía más mermada. Por ello, el club intentará encontrar cuanto antes un refuerzo que supla la ausencia de Laffi, una incorporación que no se puede dilatar pero que tampoco se puede decidir de forma precipitada, pues la elegida ha de jugar un papel importante dentro del seno del equipo de cara a esta segunda vuelta en la que el objetivo es mantenerse en los puestos de arriba y disputar la fase de ascenso.

Laffi deja el Universitario por sus problemas físicos