Mónica Fernández | “Estaría encantada de poder volver a Galicia para desarrollar mi carrera”

Stony Brook, NY; Stony Brook University; Hilton Garden Inn: School administrators from more than 50 Long Island school districts attended Stony Brook University...s Science and Engineering Education Outreach Symposium. The symposium included information a
|

La ingeniera informática Mónica Fernández Bugallo (Ferrol, 1975) obtendrá el premio Ada Byron del Colexio Profesional de Enxeñería en Informática de Galicia (Cpeig). En la actualidad, además de su puesto de catedrática en el departamento de ingeniería electrónica e informática, está a cargo del programa “Mujeres en la Ciencia y la Ingeniería” (WISE) de la Universidad neoyorquina de Stony Brook, destinado a aumentar la presencia de las mujeres en los trabajos de la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas. Ella es una de las mentes privilegiadas que cruzó el charco para desarrollar su carrera y será homenajeada por sus compañeros en la “XI Noite da Enxeñería en Informática de Galicia” el próximo 28 de junio en Santiago de Compostela.

¿Cómo fue su salto a la Universidad de Stony Brook en Nueva York?

En el mes de junio del año 2002 vine a hacer una estancia de investigación a la Universidad del Sur de California. Estuve allí seis meses y después me ofrecieron un puesto postdoctoral aquí, en Stony Brook y casi enseguida empecé como Tenure Track que es el modo que tienen para realizar la carrera como profesorado. Desde el 2016 soy catedrática de Universidad.

Desde 2016 es directora del programa “Mujeres en la Ciencia y la Ingeniería” ¿qué pretenden a través de esta acción?

Intentamos por una parte atraer a más chicas para que consideren la ciencia, tecnología, ingeniería y las matemáticas como carreras posibles de estudio para ellas. Tenemos programas que se ofrecen durante el año académico, como actividades extraescolares para chicas de instituto y colegios. En la temporada estival tenemos campamentos con actividades técnicas y científicas también para esas edades.. Y por otra parte, ofrecemos una serie de cursos especializados para las chicas que están en la carrera. Aquí los planes de estudio que tienen una serie de créditos centrados en lo que es la disciplina de estudio, pero también tienen algunos sobre conocimientos generales. Nosotros ofrecemos facilidades para potenciar carreras en STEM (Ciencias, Tecnología, Ingenierías y Matemáticas) y que las estudiantes en el programa adquieran capacidades de liderazgo, desarrollen aspectos prácticos relacionados con sus carreras de estudio, y mejoren su capacidad de comunicación y negociación. Todo esto lo complementamos con charlas informativas y reuniones individualizadas para ayudarlas en aquellos temas académicos que necesiten. La última parte del programa, tiene dos vertientes: cursos de liderazgo y de preparación para mujeres que ya están realizando su master o doctorado y prepararlas hacia su carrera académica o profesión. También tenemos colaboraciones con profesores que instruyen los cursos que se ofrecen en el programa y que participan en los proyectos que financian las distintas iniciativas. El programa de WISE abarca todos los niveles de estudio desde los 12 años hasta profesionales que desarrollan su carrera. 

Estudió y trabajó en la UDC ¿qué recuerda de esos años?

La verdad es que la preparación era dura pero al mismo tiempo muy buena. Los cursos eran rigurosos y técnicamente, de gran calidad y yo eso lo noté cuando vine aquí a dar clase que tenían más rigor en España.

Sin embargo, el mercado americano es mucho más abierto, no solo para las ingenierías, sino que en general es más flexible y hay mucha facilidad para moverse y poder promocionarse. Pero no solo para mujeres, en general y en cualquier disciplina. Lo observo en muchos casos, veo mucha gente europea que intenta venir y mejorar profesionalmente, es un mercado más variado.

¿Considera que hubo un viaje hacia el exterior de jóvenes tras la crisis económica de 2008?

Yo creo que si, que hubo una fuga de cerebros, espero que pronto haya un resurgir de la economía española que permita abrir más plazas en la universidad y centros de investigación, importantes para el avance de la ciencia e ingeniería. Del mismo modo, es fundamental que creen más ofertas de trabajo competitivas comparadas. Con otros lugares, no solamente Estados Unidos, también de Europa. Tengo muchos compañeros que se han ido a Alemania o Gran Bretaña y a muchos de nosotros nos encantaría regresar si tuviésemos la oportunidad..

¿Qué es lo que más le gusta de su trabajo?

La verdad es que me siento una privilegiada. Por una parte he sido capaz de seguir desarrollando mis líneas de investigación técnicas. Yo trabajo en modelos y métodos de procesado de señal estadístico, algo que es muy teórico. He tenido la suerte de conseguir financiación para proyectos relacionados con estos temas que me han permitido formar un grupo de trabajo con estudiantes de doctorado. Además, siempre he tenido como pasión la enseñanza y la educación de los ingenieros del futuro. Desde el año 2009 llevo implementando programas relacionados con fomentar la ingeniería a nuevas generaciones y he conseguido que distintas entidades gubernamentales y empresas hayan financiado estas iniciativas.

¿Qué supone para usted recibir este premio en su tierra?

La concesión del premio es un honor grandísimo para mí. Que mis compañeros de ingeniería informática se acuerden de mí, me concedan este premio y reconozcan mi trayectoria profesional después de tantos años fuera es muy emocionante. Siempre que tengo la oportunidad comento que estudié en a Universidade da Coruña y alabo la educación recibida ahí.

¿Conoce a más españoles que han tenido que dejar España para crecer como profesionales?

Aquí en Stony Brook, conozco a profesores del departamento de física y de económicas y también investigadores en los departamentos de biología o con neurociencia. Hay muchos gallegos por el mundo que nos vamos conociendo y al menos hacemos piña. Los gallegos somos los que más morriña tenemos. 

¿Qué consejo daría a las mujeres que quieren abrirse un hueco en un mundo controlado mayoritariamente por hombres?

Que continúen con su pasión, que no abandonen, no son las únicas y aunque seamos pocas por el momento, poco a poco se van sumando más. Con el tiempo esperamos rozar casi ese 50% y equipararnos al sexo que impera en la actualidad. Se trata de construir cultura y superar barreras que influyeron en la posición actual de la mujer. Pero creo que a medida que avanza el tiempo esas barreras culturales se van cayendo. Llevará un tiempo este cambio pero con los años conseguiremos esa igualdad.

¿Ha pensado en volver en un futuro a Galicia para continuar con su labor docente e investigadora?

La verdad es que me encantaría. Si se me ofrece una oportunidad para volver, por supuesto estaría encantada de regresar a Galicia. Siempre que he tenido la ocasión he alabado la educación que he recibido en mi tierra y sobre todo destacar de donde vengo. En el 2014 organicé un congreso a A Coruña (X) de unas 300 personas, y este año, en el mes de septiembre, estoy organizando el Congreso más importante de procesado de señal de Europa que tendrá sobre unos 700 u 800 investigadores participando.

Mónica Fernández | “Estaría encantada de poder volver a Galicia para desarrollar mi carrera”