“Hacemos cine para que lo vean los espectadores, no para los premios”

26 julio 2010 página 48 Islantilla (Huelva), 25/07/2010.- El actor Javier Gutiérrez, uno de los protagonistas de la serie de TVE 'Águilar Roja', ha defendido hoy la importancia de los cortometrajes en el cine actual, al entender que s
|

Recién salido del País Vasco con rumbo hacia A Coruña, donde hoy continuará el rodaje de la película “El desconocido” junto a Luis Tosar, charlamos telefónicamente con el actor ferrolano Javier Gutiérrez que ha tocado el cielo con los dedos: su papel de un policía de pasado más oscuro que el azabache en la película “La isla mínima” le ha valido la Concha de Plata al mejor actor en el Festival de San Sebastián. Un trabajo en las antípodas de otros populares personajes que ha interpretado como el pícaro Satur en la serie “Águila Roja”. Él lo toma con calma y asegura que después del rodaje en A Coruña regresará a su ciudad natal para poder ver a su familia.     

¿Cómo nos describiría su estado de ánimo tras obtener la Concha de Plata del Festival de San Sebastián?
Pues de una emoción enorme y una gran felicidad. Estamos hablando de un festival de cine de primer nivel internacional y de una competición por el galardón en la que había nombres como los de James Gandolfini, John Malkovich o mi propio compañero Raúl Arévalo, que lo merecía exactamente como yo. De hecho siento que este premio es compartido por los dos.

En la película interpreta a un policía franquista y extorturador. ¿A un actor le resulta más sencillo hacer papeles en las antípodas de lo que son en la realidad?
En mi caso, y en el personaje de “La isla mínima”, quise enteder a este hombre, un extorturador de la policía político social del franquismo. Mi reto fue tratar de humanizarlo y no construir un personaje de cartón piedra. La verdad es que estoy muy contento de cómo ha quedado, pero tengo que decir que ha sido un trabajo colectivo, y que sin mis compañeros de reparto estos matices y profundidad no habrían sido posibles.

¿Cuando estaban rodando “La isla mínima” eran conscientes de la potencia de la película, que no ha hecho más que cosechar buenas críticas?
Cuando estás en el medio de un rodaje es complicado calibrar la calidad del producto que estás haciendo, ahora bien, aquí había un guión excelente, eso saltaba a la vista en la primera página, y la base era muy prometedora, tanto por los actores que participaban como por el director. Para mí Alberto Rodríguez es el mejor o uno de los mejores dairectores españoles de la actualidad, así que con estos mimbres sí es cierto que teníamos esperanzas de hacer una buena película de cara al espectador.

¿Prefiere la taquilla a las buenas críticas?
No son incompatibles, como creo que es este caso, pero si nosostros hacemos cine es para que el público lo vea, no para ganar premios. Nuestro reto más importante es conseguir que la gente vaya al cine. La película sonaba como ganadora de la Concha de Plata del Festival de San Sebastián, aunque al final no pudo ser. No importa porque estamos muy contentos ya que este fin de semana el largometraje ha entrado como un cañón en las taquillas, y hemos sido la segunda película más vista. Las expectativas de hacer algo grande son muy buenas y estamos muy satisfechos con lo que está sucediendo en las salas.

Parece que es más fácil conseguir que a un actor lo premien haciendo un personaje trágico y retorcido que en un papel cómico. ¿Coincide con esta visión?  
Totalmente. La comedia está infravalorada y tú le puedes preguntar a cualquier actor sobre qué es más difícil y todos te dirán sin dudarlo que la comedia. Sin embargo el prestigio se lo llevan otros géneros. En mi caso tengo la fortuna de haber tocado diferentes palos y espero que en futuro pueda alternar distintos géneros, que como actor es mucho más enriquecedor.

“Hacemos cine para que lo vean los espectadores, no para los premios”