Calvo defiende la “experiencia” frente a quien le ve continuista

El Ideal Gallego-2016-02-22-002-04e11df3
|

El delegado territorial de la Xunta en A Coruña, Diego Calvo, cree que “la experiencia es un grado y vale mucho” a la hora de dirigir una organización o de ocupar un determinado puesto político, y aspira a liderar el PP de A Coruña con la convicción de que la actual dirección tuvo “muchos aciertos” y el objetivo de “mejorar” de otras cuestiones. Por ejemplo, considera que “faltó contacto con los afiliados de base”.

En plena campaña interna dentro del proceso que culminará con el relevo de Carlos Negreira, Calvo explicó que trabaja duro durante estos días y mantuvo reuniones con centenares de militantes “a lo largo y ancho de toda la provincia” con el fin de explicarles su proyecto y recabar su apoyo.

una apertura mayor

“Lo que les planteo va en consonancia con las líneas de la última ponencia política del PPdeG, la necesidad de articular un partido mucho más abierto y participativo”, resumió, antes de subrayar que incidirá en habilitar “canales de participación de la militancia” para que, quien lo desee, pueda trasladar sus “propuestas”.

Calvo, quien trabajó mano a mano con Negreira como su secretario xeral en la provincia, ve como “una suerte” el haber podido adquirir experiencia durante los últimos años tanto en su puesto orgánico como en cargos institucionales como la Presidencia de la Diputación de A Coruña o, actualmente, como delegado territorial de la Xunta.

“Conozco muy bien la provincia y la evolución del partido en los últimos años”, sentenció el dirigente coruñés, quien confiesa no saber “muy bien que decir” a quienes dentro de su partido puedan verle como continuista o el “delfín” de Negreira. “La experiencia es un grado y vale mucho. No es lo único que cuenta para estar al frente de un partido u ocupar un puesto, pero es fundamental”, subrayó.

poner banderolas

Dicho esto, recordó que él pasó por todas las fases en el PP, desde “colocar banderolas y organizar los mítines” hasta “tener la oportunidad de presidir la Diputación”. Por ello, reivindica la “experiencia” pese a que ahora haya “partidos de la izquierda en los que parece que lo que prima es no tener ni idea de nada y que te pongan al frente de algo”.

En cuanto al trabajo impulsado en los últimos años en el PP de A Coruña, ve “muchos aciertos” que se tradujeron en “éxitos” electorales –en las elecciones de 2011 el PP logró gobernar las tres grandes urbes de la provincia y la Diputación– y destaca que se conoció “mucho” la provincia y se estuvo “mucho” con los comités locales.

“Pero también hay cosas que mejorar; nos faltó contacto con los afiliados de base”, contrapuso, para añadir que también se cometió “un fallo” que se repite en el PP “muy a menudo”, en alusión a “hacerlo muy bien en las instituciones y prestar poca atención a comunicar bien”.

“Es el primer consejo que estamos dando a todos los alcaldes: eso de llegar, sentar en el despacho y arreglar los problemas está muy bien y es tu obligación, pero también hay que explicar lo que haces”, dijo.

En un proceso en el que está recogiendo “las aportaciones” que le hacen los afiliados y aunque no quiere avanzar nombres, sí tiene claro que articulará “una ejecutiva, sobre todo funcional”. Al respecto, aseguró, por ejemplo, que se “recuperarán los coordinadores comarcales para estar más presentes en el día a día”.

Calvo reconoce que tiene “gran parte de los nombres” que se integrarán en su equipo “en la cabeza”, aunque “no todos”, pero sí tiene claro que quiere un proyecto en el que “todo el mundo sienta que forma parte.

Calvo defiende la “experiencia” frente a quien le ve continuista