Consuelo López | “Desde finales del mes de febrero entrenamos para que todo salga genial”

Grupo de las personas que se están entrenando para el Camino de Santiago con la Ría de Ferrol a sus pies
|

Un centenar de peregrinos con diabetes procedentes de toda la geografía española están preparándose para realizar la ruta del Camino Inglés de la tradicional peregrinación a Santiago de Compostela. El reto “Camina por la Diabetes 2019”, que puso en marcha la Fundación para la Diabetes anima a once personas de la comarca ferrolana a caminar juntas sumando un nuevo logro para luchar y visibilizar la enfermedad.
Una de las protagonistas de este largo recorrido será Consuelo López, una mujer diabética que explica cómo están ultimando los detalles antes de que comience el camino.

¿Cómo se están preparando para resistir a este reto?
Primero unos nutricionistas nos dieron una charla sobre la alimentación para comer lo que necesitamos y que a la vez que vayamos quemando calorías el cuerpo soporte bien con el aporte calórico que le suministremos.

¿Realizáis recorridos largos caminando para soportar el kilometraje diario?
Sí, todos los fines de semana nos reunimos para caminar largas distancias. Por ejemplo, hicimos una caminata del muelle de Ferrol hasta Chamorro, otra desde el muelle hasta Neda y una hasta Pontedeume. Vamos las once personas, pero entre semana cada uno se prepara de manera individual para afrontar la distancia que haremos en unos días.

¿Cuándo tienen previsto comenzar el Camino Inglés?
El 15 de junio saldremos todo el grupo desde Neda y desde ese momento movilizaremos las piernas, con los descansos pertinentes, hasta que finalice el primer día.

¿Cuánto tiempo llevan con el entrenamiento?
Desde finales del mes de febrero comenzamos el entrenamiento, llevamos cuatro meses practicando para que todo salga genial y finalicemos en la capital gallega todos juntos.

¿Los acompañará un equipo médico que controlará en todo momento a las personas del grupo?
Sí, con nosotros irán una podóloga, que ya nos visitó para revisar nuestra planta de los pies y evitar en todo momento grandes rozaduras con el calzado o molestias en la pisada. Al mismo tiempo, un fisioterapeuta nos acompañará, aunque previamente ya nos enseñó cómo debemos estirar antes y después de cada recorrido, para evitar así lesiones, luxaciones o recargas en nuestro cuerpo. Al mismo tiempo, un médico comprobará nuestros niveles de glucosa se encuentren estables y nuestras constantes sean las adecuadas.

¿Qué tipo de diabetes tienen las once personas participantes?
Yo tengo diabetes de tipo 1. Pero también hay gente que va y tiene diabetes de tipo 2.En el primer tipo el cuerpo puede obtener glucosa procedente de los alimentos, pero la glucosa no puede entrar en las células porque el páncreas no fabrica insulina. La de clase 2 es cuando el páncreas sigue fabricando insulina, pero la insulina no funciona en el cuerpo como debería funcionar, de modo que las concentraciones de azúcar en sangre aumentan demasiado.

¿Será la primera vez que realice un recorrido de esta envergadura?
Personalmente, mi marido y yo llevamos caminando muchos años, estamos acostumbrados a hacer un desgaste físico moderado a diario. Pero, con esta longitud, sería el primero.

¿Hace cuánto le informaron de que era diabética?
Fui diabética desde que nací, pero antiguamente era más complicado saber que padecías esta enfermedad. Ahora lo sé, pero me lo dijeron a los 50 años.

¿En cuánto tiempo completarán el recorrido?
La concentración que nos agrupará a todos los diabéticos a nivel nacional que participamos en este plan llegaremos a Santiago tras cinco días de caminata. El recorrido lo dividiremos esas mismas etapas. Es un esfuerzo grande, por eso no sabemos el número de horas concreto que vamos a emplear. Lo que tardemos dependerá de las circunstancias en ese momento.

¿Están tranquilos con todas las medidas que llevan desde un comienzo?
No tenemos miedo, pues está claro que llevamos un gran equipo que nos acompañará, pero siempre hay factores de riesgo que pueden hacer que el nivel de glucemia aumente y siempre queda una cierta intranquilidad. Pero estamos decididos a hacerlo.

¿Tienen que invertir algún tipo de dinero para equiparse de cara a la iniciativa?
No, la Asociación de Diabéticos de Ferrolterra se hace cargo de todo. Nosotros en el entrenamiento llevamos el avituallamiento básico, pero durante el camino se harán responsables de los gastos desde la entidad.

Consuelo López | “Desde finales del mes de febrero entrenamos para que todo salga genial”