Controlado el incendio de Cualedro que arrasó más de 3.000 hectáreas

|

La Consellería de Medio Rural dio por controlado el incendio forestal de Cualedro que arrasó más de 3.000 hectáreas y se extendió a los municipios limítrofes de Xinzo, Baltar y Trasmiras.

El departamento autonómico indica también que logró extinguir el incendio de Manzaneda, también en Ourense, que quemó 279 hectáreas en Red Natura, la mayoría de superficie rasa.

Además, sigue controlado desde el martes al mediodía un incendio en la parroquia de Pradocabalos, en Viana do Bolo, con una superficie afectada de 198 hectáreas.

El presidente de la Diputación de Ourense, Manuel Baltar, pidió ayer la colaboración de todos frente a la ola de incendios forestales que calificó de “dramática” para la provincia.

“La situación fue dramática. No es una excepción el incendio de Cualedro”, dijo Baltar en alusión a este “drama” en el que afirmó: “Todos tenemos una responsabilidad”.

Preguntado por los últimos incendios registrados el pasado fin de semana en la provincia, en que ardieron más de 4.000 hectáreas, reclamó la colaboración de todos contra esa “lacra” y abogó por un “endurecimiento” de las penas para los incendiarios.

En esta misma línea, el alcalde de Ourense, Jesús Vázquez, pidió la implicación de todos, tras considerar una coincidencia que los fuegos se detecten en las mismas zonas.

A preguntas de los periodistas sobre la autoría de los fuegos, Vázquez consideró necesario analizar “quién provoca ese incendio y en qué circunstancias”, ya que ha opinado que detrás de ellos hay “la mano del hombre”.

“Independientemente de que todo sea mejorable, también a nivel de coordinación, hay cuestiones contra las que todos podemos aportar, no solo desde la sensibilización”, dijo el regidor.

“Algo está pasando cuando un ser humano planta fuego para hacer daño, porque otra posibilidad no hay”, comentó.

Respecto al incendio registrado en la parroquia de Cudeiro, en el municipio de Ourense, reslató “se pudo ver” que ese fuego fue “provocado”, ya que dijo que un agente halló “artefactos” para prender la llama en el lugar donde se originó, y lamentó que las llamas supusieron “grave riesgo para las casas”.

Así, apuntó a la necesidad de tomar medidas tras asegurar que la mayoría de incendios se producen “año tras año en los mismos sitios” y sugirió estudiar “cómo se puede hacer cumplir la normativa con mayor rapidez”.

Además, Baltar propuso crear “un cinturón verde” en lugares de actividad incendiaria para frenar el avance de las llamas y proceder a una mayor sensibilización ciudadana.

Sin embargo el grupo provincial del PSdeG de Ourense denunció la falta de políticas activas para atajar la problemática de los incendios forestales y acusó al PP de “poner en riesgo” a bienes y personas, por la ausencia de medidas eficaces contra los incendios forestales, tras asegurar sobre fuegos como el de Cualedro: “se veía venir”.

El secretario provincial, Raúl Fernández, remarcó que “no es un problema coyuntural para abordar únicamente en la época de incendios” y urgió a la creación de “un plan específico” en el rural ourensano, tras criticar la falta de medidas de discriminación positiva para el rural.

En lo que se refiere al incendio de Cualedro, aclaró que “se veía venir por la falta de políticas relacionadas con las labores de prevención” y añadió que lo ocurrido pone de relieve “el grado de desconocimiento” de la conselleira de Medio Rural hacia el rural ourensano.

“Hay dos elementos que nos diferencian. Uno es el clima y, otro, la inmensa despoblación del rural”, detalló Fernández.

Controlado el incendio de Cualedro que arrasó más de 3.000 hectáreas