Fernando Patiño : “Esta ciudad me inspira y creo que un artista debe nutrirse de lo que tiene cerca; el entorno nos puede ofrecer mucho”

2019-04-29 23_55_20-Greenshot capture form
|

“Humo” es el título de la muestra compuesta por 38 obras de Fernando Patiño y que permanecerá abierta hasta el 12 de mayo. El artista ferrolano, formado en las escuelas de artes gallegas, es al mismo tiempo una persona polifacética que estudió también piano, trabajó en el mundo audiovisual y llegó a dirigir obras teatrales. Ahora se vuelca por completo en la pintura.

Sus obras se centran en Ferrol. ¿Por qué escogió la ciudad?
Soy de aquí, nací en Ferrol y eso me ha llevado a escogerlo como el punto central de mis últimas creaciones. Me enfoco en esta ciudad que me inspira, pues creo que un artista debe nutrirse de lo que tiene cerca; el entorno nos puede dar mucho.

Hay poca gente que se atreva con la técnica “fumage”. ¿Por qué la escogió?
Me costaba, probé con otros materiales, acuarelas, acrílico,... Pero me convenció utilizar el humo porque es una técnica poco extendida y eso da una singularidad a quien la usa. Esta técnica da la oportunidad de borrar el rastro del humo sobre el lienzo, por lo que es más sencillo mejorar lo que se está creando. Lo puedo hacer más realista. 

¿Qué otro tipo de técnicas emplea para crear sus cuadros y demás obras artísticas?
(Risas) He estado desarrollando mi vena artística de mil maneras diferentes. Estuve diez años en el audiovisual. Estudié xilografía, serigrafía, fotografía,... Pero puedo decir que me decanto más por las técnicas mixtas; me gusta mucho utilizar técnicas naturales o tintes que proceden de plantas. Es una de mis debilidades.

¿Veremos obras suyas en otras técnicas, como la fotografía, que también emplea?
Quiero seguir con humo y pasarme a los paisajes exteriores. Es una técnica que me permite atraer bastante y ser singular con lo que hago. Por lo tanto creo que esta será mi manera de dar rienda suelta a la imaginación. También me permitirá hacer crítica social y exponer todos mis sentimientos. Ahora me toca hacer exterior y mujeres, no puedo avanzar más. Yo creo que cuando se dice que las artes están ligadas es media verdad y media mentira; son bastante distintas y yo he barajado muchas pero me quedo con mi situación actual.

Estudió en las escuelas de artes de Lugo y A Coruña. ¿Cuál es la situación de la enseñanza artística en Galicia?
Hace muchos años que pasé por ellas, pero desde la escuela de Lugo, Ramón Falcón tuve la oportunidad de exponer en la Pablo Picasso, eso me dió visibilidad, que es algo muy importante para un joven que está iniciando su andadura en este gremio. Pero después me fui a A Coruña y tuve claro que en esta ciudad se mueve mucho arte. Viví durante cinco años allí y comprobé que es donde más se mueve.

¿Qué podemos ver en esta exposición?
Los cuadros están organizados de una manera libre. No busco que haya una continuidad; lo que pretendo es que el visitante vea a través del cuadro y afloren sentimientos en él. Cada cuadro tiene autonomía, están llenos de detalles de las habitaciones en las que retrataba a los modelos. Aparece en ocasiones el plástico que deforma la imagen de los cuerpos. El primero en este caso es un cuadro casi negro en su totalidad. En las plantillas continúo haciendo puntos blancos y va avanzando hacia encuadres con más claridad a lo largo de la sala. No me interesa contar algo. Dejo que se dispongan como quieran. Aunque, en este caso, el interventor del Centro Torrente Ballester, José Manuel Liñeira, me ayudó con el discurso y se lo agradezco. 

¿Hacia dónde se orienta su producción?
Ahora mismo estoy haciendo papeles en los que plasmo con tinta china y pintura acrílica que decoloro con lejía. Me centro en sofás; ese es el centro de los cuadros. Sofás en interiores, que es lo que más he estado haciendo hasta el momento, interior. 

¿Cómo se ve profesionalmente? 
Soy una persona de cambios. Me gusta volver a empezar. En mis inicios opté por trabajos dentro del mundo audiovisual, en el que estuve diez años haciendo cortos, pero hace falta mucha financiación para llegar a publicarlos. También dirigí obras de teatro, pero fueron trabajos que escogía para socializar. Ahora me centraré más en hablar de la crítica hacia el sexo femenino, pero aún no puedo desvelar nada. No descarto retomar otra faceta artística en un futuro.

Fernando Patiño : “Esta ciudad me inspira y creo que un artista debe nutrirse de lo que tiene cerca; el entorno nos puede ofrecer mucho”