PSOE y BNG llaman a la movilización social contra la tasa de FeC y PP

Rueda de prensa del BNG por la tasa de saneamiento
|

El anuncio del grupo de gobierno del levantamiento de la suspensión de la tasa del agua aprobada en el mandato del PP y su aplicación con carácter retroactivo desde el mes de abril, cuando comenzó el saneamiento, continúa generando reacciones negativas, especialmente de los partidos que en su día apoyaron a FeC para la alcaldía y que ven ahora “un fraude” la decisión de aceptar la tasa que en su día criticaron y contra la que se opusieron frontalmente.
La portavoz socialista, Beatriz Sestayo, va más allá y considera que  esta medida explica por qué no se han presentado los presupuestos –“que terían que incluir unha decisión sobre a tasa”– y por qué se quiso romper el pacto de gobierno con el PSOE –“porque queriamos cumprir o compromiso electoral”–.
Sestayo habló de una “rendición absoluta aos intereses privados por parte do goberno” y culpó a Suárez de “entre os veciños e os intereses de Socamex, elexir os da empresa”.
La portavoz socialista, que anunció que la ejecutiva de su partido se reunirá en breve para abordar específicamente el tema de la tasa, criticó al regidor local de abandonar su “rebeldía”, y de dejarla solo “para titulares itinerantes nas súas aliadas fora de Ferrol”.
Para Sestayo, Ferrol en Común ha caído en todas las trampas del Partido Popular y de entramado jurídico y empresarial de Ferrol, asumiendo el programa electoral de los populares hasta apoyar la tasa de Rey Varela.
Ante esta decisión, los socialistas piden que se acuda masivamente al pleno convocado para el próximo miércoles “en aras desa transparencia que nunca se produciu con Ferrol en Común”.
Asimismo, abogó por una interlocución con otras fuerzas de izquierda para tomar decisiones de forma conjunta contra el gobierno local, señalando explícitamente no solo al BNG sino a otras “voces discordantes” que, dijo Sestayo, ya se escuchan en el seno del partido del alcalde.
Por su parte, el BNG comenzó ayer una campaña social, con la colocación de pancartas contra la tasa en puntos estratégicos y visibles de la ciudad para hacer un llamamiento a la ciudadanía  a posicionarse contra esa tasa que en su día fue rechazada cuando la puso en marcha el Partido Popular. El portavoz de la formación, Iván Rivas, dejó claro que no van a tolerar “que nesta cidade, despóis dos resultados electorais, continúe a gobernar o PP nin que ese goberno PP-FeC adopte decisións que se saltan todos os procedimentos que existen no momento actual e que volvan a impoñer unha tasa que se considerou ilegal”.
El BNG aseguró que “Emafesa non ten contrato para poder cobrar a tasa, non para xestionar a depuradora, ademáis de que non se pode aplicar unha ordenanza fiscal con carácter retroactivo”.
Para los nacionalistas, el PP “estase a comer cru a este goberno e non imos permitilo”. 
El BNG prepara, de este modo, una campaña de movilización social y recogida de firmas para que el gobierno sea consciente “de que está  a contradecir a toda a poboación”. 
Por su parte, Esquerda Unida remitió un comunicado de apoyo a la decisión del gobierno municipal y señaló que aunque "históricamente" rechazó la tasa del PP, la situación de minoría y la oposición que se dedica a "dinamitar" impiden otra salida. l

PSOE y BNG llaman a la movilización social contra la tasa de FeC y PP