El Racing quiere seguir acercándose a la fase de ascenso ganando al Caudal

Entrenamiento del Racing y Portero Nuevo
|

A falta de seis jornadas para el final de la liga regular –aunque al cuadro verde solo le faltan por disputar cinco enfrentamientos–, en el seno de la plantilla racinguista se percibe mucha ilusión por conseguir una victoria en el encuentro que el domingo por la mañana juegan en Mieres ante el Caudal que les permitiría seguir en la zona alta de la tabla. La moral del equipo es elevada y más desde que, el pasado miércoles, el Oviedo perdió en Coruxo en encuentro aplazado, lo que acerca un poco más al cuadro verde a la promoción de ascenso. Sobre este resultado favorable, Fran Beade reconoce que “al acabar el entrenamiento nos interesamos por el partido y cuando supimos que había perdido nos llevamos una alegría”.
El preparador físico del equipo ferrolano todavía está extrañado por lo vivido el pasado domingo con la lesión de los dos porteros y destaca que “es difícil de ver, pero estas cosas ocurren y lo importante es que pudimos ganar el partido”. En cuanto a las lesiones de Camacho y Marcos Souto, Beade manifiesta que “creo que los dos van a tener un tiempo de inactividad de entre tres y cuatro semanas. Son lesiones diferentes, pero esperamos que se recuperen bien y que podamos contar con ellos para los últimos partidos”. 
Para suplir esas bajas, el club ha incorporado a Ian Mackay, que ya estuvo dos meses trabajando con el equipo racinguista en la pretemporada. Sobre él, Fran Beade comenta que “es un portero muy ágil, rápido y valiente y creo que tuvimos suerte de poder encontrar uno como él y que, además, conoce a los jugadores y sabe cómo trabajamos, lo puede ser una ventaja”.
De cara al encuentro del domingo, el conjunto departamental tiene asimismo varias dudas en el resto de posiciones, ya que Diego Vela sigue renqueante de un golpe que recibió ante el Celta B. El preparador físico señala que “es un problema en la cadera y esperamos que solo sea una contusión y que en los días que quedan para el encuentro se pueda recuperar”. En cuanto a Iván Forte, destaca que “se ha recuperado muy rápido y ya hizo dos entrenamientos con normalidad, por lo que confiamos en contar con él para el fin de semana”.
El partido del domingo será a las doce de la mañana, horario poco habitual para el cuadro verde. Por ello, su técnico dice que “jugar a esas horas suele alterar los biorritmos, pero trataremos de que se note lo menos posible madrugando bastante y espero que eso no sea un inconveniente a la hora del encuentro”. Además, añade que “nos preocupa más el hecho que sea un terreno de juego artificial, aunque sea de última generación, ya que por las características de nuestros jugadores no nos conviene mucho”.
El preparador racinguista sigue sin querer hacer cábalas sobre los puntos que les harán falta para clasificarse y recuerda que “tanto la pasada temporada como esta nos hemos centrado en cada jornada y nos ha dado resultado”.  

El Racing quiere seguir acercándose a la fase de ascenso ganando al Caudal