El Racing SAD aprueba un presupuesto más ambicioso

En la asamblea de accionistas estuvo representado más de 70% del capital social del club | Dani Alexandre
|

Más de 2,3 millones de euros pondrá en juego el Racing en el presente ejercicio para tratar de dar el salto al fútbol profesional. Ese es el presupuesto –concretamente 2.356.000 euros– que la junta de accionistas del club aprobó ayer para esta campaña a pesar de que ello suponga incrementar notablemente la previsión de un déficit que se había contenido en los últimos doce meses.

José María Criado, presidente del Racing SAD, estuvo al frente de una asamblea ordinaria en la que, a través de los cinco accionistas acreditados para la misma, estuvo representado el 73,9% del capital social de la entidad. Junto con él, dieron cuenta de los pormenores económicos y deportivos de la última campaña y de las líneas de acción para la presente el abogado Eduardo Ferreiro, secretario del consejo, y Carlos Roas, asesor contable fiscal.

El accionariado de la entidad aprobó por unanimidad el balance contable del ejercicio que concluyó el pasado 30 de junio de 2020. Un año “complicado,” en palabras del propio José María Criado, por la suspensión de la competición en marzo, en el que “se había hecho un esfuerzo económico importante”  y en el que, finalmente, el “desfase no fue tan grande como preveíamos”.

De hecho, tal y como detalló Carlos Roas, en el ejercicio 2019/2020 el Racing contó con una cifra neta de negocio de 1.166.000 euros y se saldó con un déficit algo superior a los 330.000 euros, lo que supone rebajar en más de la mitad las pérdidas que se habían registrado en la campaña anterior. Una cantidad que Roas advirtió que hay que entender en un escenario en el que los clubes de fútbol siempre son deficitarios y que será asumida, como en anteriores ocasiones, por la aportación del socio mayoritario, el Grupo Élite. Si hablamos de términos acumulados, el déficit actual del club está cerca del millón de euros.

Para la campaña en curso, la 2020/21, ese empeño por llevar al Racing al fútbol profesional ha obligado a la entidad a duplicar su presupuesto respecto a la anterior temporada, con una previsión de gasto de 2.356.443 euros, del que la mayor partida irá destinada a gasto de personal. Un dato realmente significativo, pues en comparación con el ejercicio 2018/19 –436.895 euros–, primero con el Grupo Élite al frente, el presupuesto del club se ha incrementado en casi dos millones de euros. La apuesta es grande, pero también arriesgada, pues el consejo de administración maneja en sus cuentas un déficit para esta campaña de más de 850.000 euros.

Durante la asamblea también se aprobó por unanimidad prorrogar un año más la auditoría de cuentas con la firma Audigal SL, así como la ratificación del cese de Borja Silveira Rey y el nombramiento de Constantino Fernández, en su lugar, como consejero  y vocal en el consejo de administración. Un nombramiento que ya se remonta al pasado agosto pero que ahora obtuvo el visto bueno definitivo.

Aunque buena parte del accionariado presente estaba vinculado con el Grupo Élite, también acudieron a la cita pequeños accionistas que aprovecharon el capítulo de ruegos y preguntas para inquirir por el proyecto deportivo del club respeto a la base o la necesidad de dotar de mayor proyección de la marca Racing para darle visibilidad al club y crear sentimiento de pertenencia entre los aficionados. 

El Racing SAD aprueba un presupuesto más ambicioso