Rajoy cree que la contestación social es síntoma de que hay democracia

sáenz de santamaría y rajoy conversan en sus escaños del congreso durante un pleno efe/zipi
|

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, cree que es “lógico y sintomático de la buena salud de las democracias”, que exista “contestación social a muchas de las medidas políticas tomadas para permitir la salida de la crisis sobre bases sólidas y estables”.
Pese a que consideró España saldrá fortalecida de la crisis y volverá a la prosperidad, reconoció los “esfuerzos y sacrificios” que exige superar la situación.
Rajoy señaló que no se puede negar el “impacto social tremendo” de la crisis. Pero la política “no es el problema sino la solución a la crisis actual, que exige grandes esfuerzos y sacrificios para permitir el regreso, lo mas rápidamente posible, a los niveles de prosperidad y de empleo que nuestras sociedades merecen”, apuntó Rajoy.
“Ahora estamos en el periodo de ajuste, de transición, pero la democracia, junto con nuestro modelo socioeconómico, saldrán fortalecidos”, afirmó.
Con motivo de la cumbre ibérica que preside hoy en Madrid junto al primer ministro luso, Pedro Passos Coelho, Rajoy subrayó las excelentes relaciones de los dos países y su proyección en la UE y Latinoamérica.
Las dos naciones tienen “un papel determinante”, sostuvo, para el “reconocimiento por parte del proyecto europeo de la importancia de América Latina y de África para la acción exterior europea”, que dio múltiples frutos en acuerdos comerciales y estrategias conjuntas.
También mantienen una estrecha colaboración en la UE en materias como los fondos comunitarios, las regiones ultraperiféricas, como la Eurorregión Galicia-Norte luso, o las políticas para impulsar el crecimiento, el empleo y el flujo del crédito que complementen las reformas y el saneamiento de las cuentas públicas de España y Portugal.
Rajoy resalta también que España acomete sus reformas desde la legitimidad de una nación “democrática, regida por el Estado de derecho, plenamente transparente y firmemente comprometida con la lucha contra la corrupción”.
Así, puntualizó que “no hay que confundir” casos aislados de corrupción o comportamientos personales condenables, que se persiguen y están en manos de los jueces, “con la impresión de un país corrupto, que se caracterizaría por no perseguir estos casos, como se hace aquí”.
Sobre las cuestiones bilaterales, Rajoy resaltó que la cumbre contribuye a impulsar la “eficaz” cooperación a nivel europeo y fortalecer las “ya estrechas relaciones bilaterales en todos los ámbitos”, entre los que cita el comercio, la cultura, la defensa, el turismo, las infraestructuras y los servicios a los ciudadanos.

Rajoy cree que la contestación social es síntoma de que hay democracia