Cruz Roja atiende anualmente en Ferrol a casi 600 personas en su servicio de teleasistencia

Diario de Ferrol-2019-01-17-007-581e4cbe
|

Con el objetivo de proteger a las personas en situación de soledad, mayores, enfermos crónicos, dependientes y discapacitados, Cruz Roja lleva a cabo desde hace años el servicio de Teleasistencia, una herramienta de prevención que comunica a la persona usuaria con una central de la organización y que ofrece una respuesta inmediata ante situaciones de emergencia las 24 horas del día y los 365 días del año.

En Ferrol, un total de 599 personas hacen uso de manera activa de esta prestación –que no es exclusiva para personas que viven solas–, incluyendo los que subvenciona el Concello (138), la Xunta y los usuarios privados. El consistorio local es quien asume el coste del servicio, por lo que es gratuito para los beneficiarios y, desde el ejecutivo señalan que ahora mismo no hay lista de espera. Todos aquellos que cumplan los requisitos –estar empadronado y residir en el municipio; disponer de linea telefónica; no padecer limitaciones auditivas que impidan la utilización del servicio; y pertenecer al colectivo al que va dirigido– y quieran solicitarlo deben acudir a la trabajadora social de zona.

El servicio ofrece atención inmediata, realiza un seguimiento individualizado del usuario (agendas para recordar fechas importantes, medicación, control de ausencias...), participación, si lo desean, en actividades complementarias organizadas por Cruz Roja y visita de voluntarios, así como la posibilidad de dar de alta a un beneficiario del servicio –como el cónyuge o una persona dependiente–.

En el caso específico de los mayores, la organización también dispone de una herramienta que se utiliza en diferentes proyectos de intervención social con el objetivo de estar más cerca de las personas que participan en ellos, atendiendo a sus necesidades más directamente. Así, Cruz Roja realiza llamadas a estos usuarios con una periodicidad media de una vez a la semana –varía dependiendo del caso– en las que los voluntarios y voluntarias dan su apoyo emocional y su compañía telefónicamente. Una iniciativa, tal y como explican, con la que trabajan para evitar la soledad e identifican otras necesidades que puedan surgir.

Según los últimos datos de la Enquisa Estrutural de Fogares del CIS correspondientes a 2017, de los 28.851 hogares registrados en el concello ferrolano, 8.881 están compuestos por personas de 65 o más años y la edad media en las viviendas unipersonales es de 65,95 años.

Llegar a más gente 
“A vontade do goberno é ampliar o número de usuarios até 200”, indicó la concejala de Benestar Social, Saínza Ruiz cuando fue adjudicado el nuevo contrato el pasado 26 de junio en Xunta de Goberno Local a Cruz Roja. 

El coste para el Concello del terminal por usuario y mes pasó de 22 a 12,15 euros y, con el mismo importe que en 2014 (26.100 euros) atiende a más de un centenar de personas, aunque su idea es ampliar el servicio a 80 personas más duplicando la partida hasta alcanzar los 52.800 euros.

Entre las mejoras que se incluyen en el pliego aprobado el pasado año se encuentran la custodia de llaves, la instalación de un detector de humo y gas y sensores magnéticos en la apertura y cierre de puertas, cuestiones coordinadas con los Bomberos de Ferrol para favorecer su aplicación en el caso de que fuese necesario.

Precisamente, esta semana este cuerpo de emergencias y la Policía Local tuvieron que intervenir en una vivienda en la calle Espartero de Ferrol Vello para acceder por la escalera al interior de un cuarto piso ante la sospecha de los vecinos de que el único residente, un hombre de 68, sufriera algún tipo de percance –hacía casi un mes que no sabían nada de él y no solía recibir visitas–. Cuando los efectivos entraron en la vivienda encontraron el cuerpo sin vida del hombre que, al parecer, falleció debido a causas naturales.

Cruz Roja atiende anualmente en Ferrol a casi 600 personas en su servicio de teleasistencia