Un viaje por Galicia de 1.320 kilómetros para mostrar las enfermedades no visibles

|

El salón de actos del Arquitecto Marcide acogió ayer la proyección del vídeo “Un reto polas enfermidades inflamatorias intestinais” –EEI–, una iniciativa protagonizada por el enfermo de Crohn y portador de una bolsa de ostomía Víctor Loira y que busca dar visibilidad a este tipo de enfermedades, así como contribuir a la sensibilización social “de las enfermedades no visibles”.

Con ese propósito, Loira, acompañado de su familia y de un equipo de grabación encabezado por Sebastián Álvaro, del programa Al filo de lo imposible, realizó entre agosto y septiembre del año 2018 una vuelta por toda Galicia de más de 1.320 kilómetros que también hizo escala en Ferrol.

El documental muestra la cara más cruda y oculta del Crohm y pone en valor el deporte y la discapacidad. Está concebido, además, como una unidad didáctica que puede utilizarse en los centros educativos. 

Deporte 
De este modo, además de su objetivo prioritario, que es la sensibilización social, el  vídeo también demuestra que la práctica deportiva y el ejercicio físico mejora la calidad de vida de las personas que padecen una enfermedad inflamatoria intestinal, además de reclamar una atención sanitaria especializada y multidisciplinar para hacer frente a la dolencia.

El área sanitaria de Ferrol dispone de una unidad específica de EII premiada, recuerdan desde la Xerencia, en numerosas ocasiones por su trato personalizado y accesible

La unidad de EII del CHUF fue pionera en activar aplicaciones para favorecer el conocimiento, seguimiento y autocontrol de la enfermedad, como el “Medicrohn” o el espacio educainflamatoria.com, creado por los profesionales de la unidad en 2013 y único en su momento. En estos momentos, el recurso recoge ya más de 250 entradas temáticas relacionadas con la enfermedad y el tratamiento. De hecho, este espacio se considera hoy en día la web de referencia en el Estado en EII, con más de 50 hospitales adheridos al proyecto que la utilizan como herramienta de soporte al enfermo.

Un viaje por Galicia de 1.320 kilómetros para mostrar las enfermedades no visibles