El gallego y la toponimia tendrán un tratamiento especial en la Ley de Patrimonio Cultural de Galicia

|

La nueva Ley de Patrimonio Cultural incluirá la regulación del gallego y la toponimia en un título específico del patrimonio inmaterial con un tratamiento diferenciado, dos grandes novedades respecto a la vigente.

La legislación también incluirá perspectivas de protección patrimonial no desarrolladas anteriormente, como el patrimonio subacuático, el industrial o el científico y técnico, según informó la Xunta en un comunicado.

Así, la ley establece que el Gobierno gallego adoptará las indicaciones y recomendaciones de los organismos internacionales. La normativa fue consensuada con los principales agentes e instituciones culturales y civiles y sometida a un proceso de participación pública.

En primer lugar, en cuanto a la toponimia tradicional, la norma, que comienza ahora su tramitación parlamentaria, establece que la Xunta colaborará con otras instituciones para preservarla, puesto que forma parte de la “identidad de Galicia”. También es considerada como un “instrumento para la concreción de la denominación geográfica de los pueblos y sus bienes”.

Respecto a la lengua gallega, el actual proyecto de ley la reconoce como “el canal vehicular del patrimonio inmaterial”. Así, explica que incluye tradiciones y expresiones orales, la toponimia, los usos sociales o relacionados con la naturaleza y el universo, así como las técnicas artesanales tradicionales o las actividades productivas, entre otras.

Asimismo, se prevé, por primera vez, que las administraciones públicas integren la protección del patrimonio cultural inmaterial en sus programas de planificación. Se actuará especialmente mediante los programas educativos y de sensibilización, el respeto, la difusión y la valorización de este patrimonio.

En este sentido, la Xunta fomentará estudios científicos, técnicos y artísticos. También adoptará las medidas adecuadas para favorecer la gestión del patrimonio inmaterial, garantizar el acceso e informar de las amenazas que pesan sobre él, así como de las actuaciones de protección recomendadas.

El gallego y la toponimia tendrán un tratamiento especial en la Ley de Patrimonio Cultural de Galicia