Puigdemont exhibe su fuerza y llama al independentismo a “preparar la lucha”

Puigdemont lanza besos a los asistentes al acto antes de su intervención | david borrat (efe)
|

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont hizo una demostración de fuerza ayer ante el independentismo desde Perpiñán (Francia), al que llamó a preparar la “lucha definitiva”.

Lo hizo en el acto organizado por el Consell per la República, junto con la ANC y Ómnium Cultural, en el Parque de las Exposiciones de Perpiñán, que congregó a unas 200.000 personas –según la organización– que enarbolaban senyeres, “estelades” y que corearon la “Estaca”.

Entre gritos de “president”, Puigdemont cerró el acto con una llamada a preparar “la lucha definitiva” en un discurso en el que reivindicó la legitimidad del 1-O, en la misma línea que hicieron los exconsellers huídos Toni Comín y Clara Ponsatí.

Puigdemont fue recibido entre vítores y aplausos por parte de los miles de personas que no pudieron acceder al recinto y siguieron el acto desde sus alrededores –algunos, sobre uno de los puentes que cruzan el río Tet–.

 

Silbidos contra ERC

En un contexto en el que las relaciones entre JxCat y ERC no pasan su mejor momento, el mensaje enviado en un vídeo con la voz del líder republicano, Oriol Junqueras, no fue bien recibido por parte de los presentes, que silbaron, cuando reivindicó que han forzado al Estado a negociar.

La portavoz de ERC en el Parlament, Anna Caula, encabezó la delegación de los republicanos en el acto de Perpiñán, en la que también estaba el diputado y concejal en el Ayuntamiento de Barcelona, Ernest Maragall, y el vicesecretario general de Vertebración Territorial, Isaac Peraire.

Desde JxCat, la delegación estaba encabezada por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, así como todos los consellers del espacio político, y por el expresidente catalán Artur Mas.

Aunque la CUP rechazó acudir al acto porque auguraba “ciertos partidismos”, sí lo hizo uno de sus sectores, Poble Lliure, encabezado por su portavoz, Guillem Fuster, –forma parte del Consell per la República– que reivindicó la importancia de estar en Perpiñán en solidaridad con los presos independentistas.

“La confrontación democrática con el Estado es la única vía que hay para resolver el conflicto que vivimos”; destacó Fuster.

Como organizador, el Consell per la República calificó de “éxito rotundo” la asistencia al acto, que al inicio cifraron en 150.000 personas y al cierre en 200.000.

 

Desmayos

Conducido por las actrices Lloll Bertran y Carme Sansa, el acto ha empezado con una hora de retraso y fue interrumpido en varias ocasiones debido a que algunas personas se desmayaron y tuvieron que ser atendidas por los servicios sanitarios.

Además de los discursos, la música amenizó la lara espera de los presentes y durante el acto hubo lugar para la actuación de  los cantautores Roger Mas,

Lluís Llach y Gerard Jacquet, además de la colla de Castellers de Vilafranca.

Puigdemont exhibe su fuerza y llama al independentismo a “preparar la lucha”