Penas de uno a cuatro años de prisión a siete detenidos por tráfico de drogas

Diario de Ferrol-2015-03-03-009-dbf8dc41
|

La Audiencia Provincial de A Coruña ha condenado, a través de una sentencia de conformidad, a siete vecinos de la comarca de Ferrol que se dedicaban a la distribución y venta a terceros de sustancias estupefacientes, principalmente cocaína y hachís. Las penas impuestas van desde cuatro a un año de prisión y el montante de las multas asciende a la suma de 192.215 euros.
La detención de los ahora condenados se produjo en abril del año pasado, en el marco de la denominada Operación Blacker que llevó a cabo la Guardia Civil y que incluyó registros en sietedomicilios de Ferrol y Pontedeume. El operativo concluyó con la incautación de algo más de siete  kilos de droga, entre cocaína y hachís, además de 69 plantas de marihuana y 139 ramas de la misma sustancia dispuestas en un secadero.
Los agentes intervinieron, asimismo, numerosos objetos relacionados con el cuidado y cultivo de la marihuana, varias básculas de precisión, más de 19.000 euros en metálico, siete vehículos, once ordenadores, 18 terminales telefónicos, dos escopetas de aire comprimido y una caja fuerte.
Los acusados reconocieron los hechos antes del inicio del juicio fijado en la Audiencia, que ya no llegó celebrarse porque se mostraron conformes con la sentencia, logrando una importante rebaja respecto a la petición inicial. Así, a A.C.L. se le impusieron cuatro años de prisión y 115.400 euros de multa; a A.L.M., cuatro años y 51.386 euros; a A.C.D., un año y nueve meses y 2.848 euros de multa; a M.P.M. tres años 17.321 euros; a J.A.F.F., tres años y 245 euros; a A.A.L., un año y 410 euros; a R.F.P., un año y nueve meses y 7.696 euros.
Uno de los ahora condenados, A.C.L. se dedicaba a la venta a terceros de cocaína, hachís y marihuana, concertando telefónicamente con los compradores y consumando las ventas bien durante un recorrido en algún vehículo, bien en un domicilio. En dicha actividad contaba con la colaboración del también condenado A.L.M., que realizaba funciones de “bodeguero”, almacenando las sustancias estupefacientes y transportando al domicilio del primero las cantidades que le iba solicitando, además de realizar algunas ventas.
Por su parte, A.C.D., ajeno inicialmente a la investigación, fue detenido tres realizar una compra de estupefacientes a A.C.L.
La detención de M.P.M. fue debida a que, al menos desde octubre de 2013, se dedicaba también a la venta de droga a terceros, con la colaboración de J.A.F.F., que la revendía.
Durante la investigación se constató el vínculo existente entre M.P.M., J.A.F.F. y A.A.L. en el entramado de comercialización de las drogas, así como de M.P.M. con R.F.P., en cuya vivienda del municipio de Pontedeume se halló maquinaria destinada al cultivo de marihuana.

Penas de uno a cuatro años de prisión a siete detenidos por tráfico de drogas