El Real Madrid sufre su primer traspié con Zidane en el banquillo

Benzema se lamenta tras una ocasión fallada reuters

|

 

El Real Madrid no logró pasar del empate ante un Betis que hizo uno de sus mejores partidos de la temporada y ve como el Barça se pone cuatro puntos por encima en la lucha por el campeonato y con un partido pendiente para los azulgranas.

Tras dos partidos seguidos en el Bernabéu, y 10 goles después, el Madrid de Zidane visitaba el Benito Villamarín en el primer partido del francés fuera de casa con ganas de demostrar que el cambio de actitud en el equipo es una realidad. Pero un extraordinario Adán, y una delantera con la pólvora mojada, no permitieron a los blancos continuar con su fiesta particular.

El técnico galo no pudo contar con un Bale en estado de gracia en los últimos partidos, y Ramos, ambos lesionados. Dos ausencias que, a la postre, se echaron de menos más de lo que se esperaba. El partido comenzó con ‘empanada’ visitante. El Betis lo aprovechó para meter el miedo en el cuerpo a Keylor Nava. Tanta intensidad tuvo su recompensa bien pronto. Transcurridos siete minutos de partido, el portero costarricense repelió un disparo de Rubén Castro dentro del área, pero nada pudo hacer ante el trallazo de Cejudo, que enganchó el rechace en la frontal y la puso donde nadie puede llegar, ajustada a la escuadra.

Lejos de venirse abajo, los blancos sacaron a relucir su faceta más ofensiva e hicieron temblar las gradas del Villamarín en varias ocasiones. Un Cristiano algo ansioso tras el gol del Betis falló lo inexplicable. Segundos después, Pepe volvió a perdonar. A diez minutos para el descanso, Benzema reclamó penalti tras un claro pisotón de Petros.

 Tras el paso por vestuarios, el Madrid mantuvo su juego de los últimos minutos de la primera mitad y consiguió encerrar al Betis en su campo. Cristiano, James y Benzema tuvieron en sus pies el 1-1 en una jugada embarullada que acabó con un disparo del francés a las nubes.

James, que estaba en la línea desacertada del equipo, volvió a perdonar en el 55. El colombiano enganchó de primeras un saque de esquina, pero su disparo de volea fue directo a las manos de Adán. Tuvo que ser Benzema, que ya suma 17 goles esta temporada y se sitúa a tan solo uno del ‘Pichichi’ Luis Suárez, el que desatascara el encuentro y pusiera las tablas en el luminoso del Villamarín, que acabó así.

El Real Madrid sufre su primer traspié con Zidane en el banquillo