Un partido a todo o nada

En Belenos ganó el partido de la primera vuelta disputado en Avilés, en el Muro de Zaro
|

Los cuatro puntos de diferencia con los que terminó el partido de liga entre el Belenos y el Rugby Ferrol a favor de los asturianos es una renta mínima que asegura que el pase a las semifinales de la promoción de ascenso se decidirá mañana –13.30 horas, A Malata– en la ciudad departamental. Tras una liga en la que ha ido de menos a más, el conjunto ajedrezado se lo juega todo a una carta. Un todo o nada en el que solo vale ganar –y hacerlo por más de cuatro puntos– para seguir en la lucha por dar el salto de categoría.
La formación que dirige Russell Thompson llega a este duelo plena de confianza pero, sobre todo, con la lección aprendida después del choque disputado hace una semana en Avilés. En él llegó a disponer de una renta de catorce puntos (0-14) antes de que su rival remontase el choque, reafirmando lo que ya intuía: que el potencial de ambos rivales es muy parejo y que, al final, el que logre dominar el juego de la delantera dará un importante paso para llevarse la victoria.

Ese fue el factor determinante que marcó el desarrollo del primer emparejamiento y con mucha probabilidad sea también el que decida este segundo. Si el Rugby Ferrol logra que su juego ofensivo sea activo e incisivo, los puntos caerán de su lado; pero si cede la iniciativa a su rival tendrá poco que hacer.
Sobre ese concepto ha trabajado esta semana el cuadro ferrolano y lo ha hecho, además, con un "invitado" de excepción, el australiano Josh Sippel, quien hace dos temporadas estuvo en el club y quien ha regresado para animar a sus compañeros y, de paso, vestirse de corto para reforzarlos en los entrenamientos.

Afición
Él será, a buen seguro, uno de los que más los apoye desde unas gradas que prometen estar llenas para el partido más importante de los que este año se han disputado en A Malata. Por ello, desde el club han insistido en su llamamiento a través de las redes sociales y todos los mecanismos a su disposición para que el apoyo que reciben habitualmente sea mayor si cabe. "Nosotros somos muy fuertes en A Malata", argumentaba el presidente de la entidad, Cristobal Dobarro. augurando como determinante el empuje de los aficionados en los momentos claves.

Un partido a todo o nada