La Asociación de Vecinos de Brión exige al Concello que se vigile la actividad de los maderistas en la zona rural

|

La Asociación de Vecinos de Brión ha presentado un escrito al alcalde en el que solicita que el Concello tome las medidas necesarias para que no se repitan sucesos como los ocurridos hace unos días en esta parroquia, cuando en días consecutivos dos vehículos de gran tonelaje cargaron madera estacionados en una carretera pública sin contar con la preceptiva autorización municipal.

En ambos casos el responsable era el mismo maderista. Los vecinos dieron aviso a la Policía Local y se pusieron en contacto también con el concejal de Medio Ambiente, que confirmó que no tenía la licencia correspondiente.

El presidente de la entidad vecinal, José Oreona Pita –que solicita una respuesta por escrito del regidor municipal– apunta en su solicitud que en los últimos 15 años no se vio en la zona ningún vehículo de tanto tonelaje y se pregunta cómo es posible que “se consienta un día tras otro que se vulneren las normas sin que nadie tome las medidas necesarias”.

Oreona hace constar también que cuando se produjeron estos hechos y una vez que la Policía Local –que es la competente, precisa– estaba ya en el lugar, alguien dio aviso a la Policía Nacional, que pidió la documentación a los vecinos presentes. La Asociación de Vecinos entiende que fue el propio maderista el que requirió la presencia de estos agentes y denuncia que se trató a los vecinos “como si fuesen los infractores de las normas”.

 

edil de zona rural

El presidente de la entidad señala que el propio concejal de la Zona Rural, José Polo, acudió a su domicilio con un técnico municipal e informó de que su departamento no había concedido ningún permiso ni se había solicitado tampoco la preceptiva fianza para realizar estos trabajos, tal y como obliga la ordenanza de montes.

En la exposición de los hechos que se remitió desde la asociación al alcalde de la ciudad se señala asimismo que el maderista en cuestión recriminó a los vecinos de Brión por poner todas las trabas posibles para circular, algo que no sucedía en el resto de la zona rural.

 

La Asociación de Vecinos de Brión exige al Concello que se vigile la actividad de los maderistas en la zona rural