Facenda estima que más de 4.000 personas se beneficiarán de la rebaja fiscal a las herencias entre hermanos

|

El conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez, aseguró ayer que la bajada del Impuesto sobre Sucesiones para las herencias entre hermanos que prevé los Presupuestos de la Xunta para 2019 “beneficiará, como mínimo, a 4.000 personas año a año”.
Así lo manifstó en una entrevista concedida a la Radio Galega, en la que calculó que, con esta medida y tras las bajadas de las herencias entre padres e hijos y entre cónyuges, “el 99,6 por ciento de las herencias en Galicia 
no se pagan”.
“Al lado de lo que es la línea normal de padres a hijos está la línea de hermanos. Estamos hablando de, como mínimo, beneficiar a 4.000 personas año a año de nuevo”, anunció
Frente a las críticas de los grupos de la oposición –En Marea, PSdeG y BNG– por revertir la subida del Impuesto sobre el Patrimonio de 2013, el conselleiro afirmó que la situación económica de hace cinco años “no era igual a la de ahora”.
Además, Martínez dijo que le “llama la atención” que hubiese un momento “relativamente reciente” en el que, en Galicia y también España, ese tributo fue suprimido en los años 2008, 2009, 2010 y 2011: “El Gobierno (socialista) decía que eliminar el Impuesto sobre el Patrimonio era de izquierdas”.
“El PSOE de aquel entonces y el BNG, que también era Gobierno (hasta 2009 en Galicia), son los que nos tildan ahora de beneficiar a los ricos. Entonces, ¿qué era cuando se eliminó?”, se preguntó el conselleiro.
Asimismo, rechazó las críticas de la oposición sobre que son las cuentas que “consolidan los recortes”. En este sentido, Martínez defendió que la deuda de Galicia “está mesetada en su volumen absoluto”, a lo que añadió que ésta “cada vez significa menos” respecto a la riqueza.
Al ser preguntado acerca de la situación generada en los tributos sobre las hipotecas, el titular de Facenda hizo un llamamiento  a la “cautela” y a esperar a lo que decida finalmente el Tribunal Supremo sobre si deben ser los bancos o los clientes los que deben pagar este impuesto.

Una afectación temporal
En todo caso, declaró que las comunidades “deben tener también la suficiente tranquilidad a pesar de que, en principio, puede haber una afectación temporal a lo que puede ser la tesorería”. “Pero, obviamente, si el sujeto pasivo cambia de ser el ciudadano normal  a ser un banco, obviamente la Xunta puede tener un pequeño decalaje”, previó, ya que, tal y como ha continuado, “puede pasar que el ciudadano reclame” a la Xunta esa cantidad y la Administración tendrá, “obviamente, que abonarlas”. 
Sin embargo, el conselleiro advirtió de que el Gobierno gallego se las repercutirá “también al nuevo sujeto pasivo”, es decir, a las propias entidades bancarias.
Por ello, tal y como abundó el conselleiro, la afectación global en las cuentas autonómicas “no existirá” salvo una “diferencia temporal”: “Para eso nos estamos también preparando”.

Facenda estima que más de 4.000 personas se beneficiarán de la rebaja fiscal a las herencias entre hermanos