La Plataforma en Defensa do Tren pide mayor inversión en una línea centenaria

A su llegada a la estación ferrolana, tras una hora y 20 minutos de recorrido, los viajeros desplegaron una pancarta en defensa de un tren mejor| daniel alexandre
|

Al grito de “Por un ferrocarril público e social” y “Menos Ave e máis proximidade”, decenas de personas se congregaron ayer en la estación de tren de Ferrol a su llegada desde A Coruña. El viaje, organizado por la Plataforma en Defensa do Tren A Coruña e As Mariñas, sirvió para reclamar inversiones en la mejora de la línea ferroviaria que une las ciudades naval y herculina.
“Llevamos años intentado abrir a la ciudadanía el debate sobre el ferrocarril, y sobre esta línea en concreto, con la intención de que se modernice y que siga siendo un medio de comunicación ágil y ecológico para todo el mundo”, explicó ayer el portavoz del colectivo, Alberto Díaz.
Acometer inversiones en una línea con 100 años de historia y que afecta a más de 480.000 personas, incrementar y adaptar horarios, electrificar y duplicar la vía en ciertos apeaderos para que puedan darse cruce de trenes y adaptar los andenes para las personas con movilidad reducida, son algunas de las reivindicaciones que tanto la Plataforma como diferentes grupos políticos reclaman a Fomento. “No es mucha la inversión que habría que hacer. La construcción de una vía de alta velocidad cuesta nueve millones de euros y su mantenimiento anual 100.000. Solo con un kilómetro de vía del AVE podríamos poner la línea A Coruña-Ferrol a andar e incluso poner en 40 minutos su duración. Lo que falta es voluntad política”, aseguró Díaz, que indicó que solo con el “bypass” en Betanzos-Infesta ya se ahorrarían 20 minutos en el trayecto.
El senador ferrolano Ángel Mato quiso sumarse también ayer a la protesta argumentado que “Fomento no puede obviar que solamente entre Ferrol y Narón hay 110.000 personas que viven en la zona y que, tal y como comenté en el Senado, muchos de los servicios que hoy necesitan –educativos, judiciales e incluso sanitarios– hay que recibirlos en Coruña, por lo que realmente no parece lógico que hacer este viaje, que son escasamente 50 kilómetros, lleve una hora y 16 minutos”, declaró.
Asimismo, Mato indicó que en los próximos días preguntará al Secretario de Estado qué previsiones tiene para la línea y qué compromiso real existe para mejorar la movilidad en la zona.
Demanda histórica
El alcalde de Ferrol, Jorge Suárez, se presentó también ayer en la estación de tren para mostrar su apoyo a la iniciativa y reclamar un “tren de proximidade” con el que reducir el tiempo de viaje actual, frente al ferrocarril de alta velocidad “para os máis ricos e poderosos”.
El regidor local hizo referencia a “unha demanda histórica” y cargó contra las “inversións millonarias para grandes construtoras en alta velocidade”. A su juicio, el norte de la provincia, junto con la de Lugo, merece “infraestruturas dignas e que non sigan destrozando un servizo público”.
Suárez demandó que toda la población pueda tener acceso a esta prestación y aseguró que “non hai cidades de primeira e de segunda” en relación a las diferentes inversiones que se realizan en las localidades.
El alcalde ferrolano abogó por la unión de toda la provincia en la causa –“esta comarca xa sufriu bastante abandono por parte da administración pública”– y manifestó que su gobierno apoyará este tipo de iniciativas además de hacer un llamamiento a darles continuidad, planteando incluso la opción de “plantarse no ministerio de Fomento e non saír ata ter ese investimento comprometido” en esta línea.
Cómodo, rápido y ecológico
Diferentes políticos de algunos de los concellos por lo que pasa el tren quisieron subirse ayer al convoy de Renfe para destacar las ventajas de este transporte. “Esta es una reivindicación constante porque realmente lo que se ve es que hay inversiones en autovías, carreteras y líneas de ferrocarril y alta velocidad en otros lugares y, sin embargo, esta zona está totalmente abandonada. Y no solo afecta a Ferrol de manera importante, sino a los pueblos y localidades por las que atraviesa la línea. Una mayor inversión y cuidado permitiría un incremento del desarrollo de esas localidades y, sobre todo, de la comodidad de muchos trabajadores”, destacó el portavoz de los socialistas de Miño, Manolo Faraldo.
El aspecto ambiental y ecológico es otro de los puntos que se verían mejorados con la ampliación de la oferta de viajes en ferrocarril. “Temos que liberar de coches as cidades pero para iso temos que darlles opcións á xente. É un tema que nos afecta a todos, no exclusivo de ningún municipio, por iso tense que traballar en conxunto”, alegó por su parte la alcaldesa de Bergondo, Alejandra Pérez.
Para el concejal de Urbanismo de Betanzos, Antonio Vázquez, el tema del transporte es una reivindicación no solo de la clase política, sino de la ciudadanía, algo que se ejemplifica en los encuentros del área metropolitana. “Cinco de cada catro intervencións van relacionadas coa mobilidade porque é algo que a xente sufre cada día e a vitalidade do tren é inmensa”, aseguró.
Está previsto que el próximo año, tal y como indicó ayer Alberto Díaz, el Ministerio de Transportes realice una nueva obligación de servicio público, “lo que puede suponer un nuevo recorte en los servicios ferroviarios y, por tanto, la muerte rápida y súbita de esta línea que, con tres servicios diarios que tiene ahora mismo de ida y vuelta sin parar en la mayoría de los apeaderos, supondría el cierre de la misma”. l

La Plataforma en Defensa do Tren pide mayor inversión en una línea centenaria