La ingeniería Dinaín se suma a la larga lista de firmas auxiliares que han recurrido a la regulación de empleo

botadura del alhd, en julio
|

La empresa ferrolana de ingeniería Dinaín aplica desde el pasado lunes un ERE de suspensión temporal de los contratos de parte de la plantilla, como consecuencia de la falta de encargos de la que es su principal cliente, Navantia. En un primer turno son treinta los trabajadores afectados, si bien la medida se aplicará de forma rotatoria a un total de cincuenta empleados que pasarán en situación de desempleo un año como máximo. El presidente del comité, Emilio García (CCOO), explicó que hay expectativas de que lleguen nuevos contratos y que no sea necesario, por tanto, hacer efectivo el expediente en su totalidad.

Dinaín contaba a comienzos del pasado año con 150 trabajadores en Ferrol, si bien la plantilla ha ido reduciéndose hasta los 105 actuales. De ellos, ya solo 13 tienen su puesto dentro del astillero, donde llegaron a ser 70. La firma, que tiene también una delegación en Cartagena con otros 50 empleados, es la más importante entre las auxiliares del ámbito de la ingeniería, un sector que, junto con el de aceros, está entre los primeros que acusan la falta de nuevos encargos.

Actualmente, los pocos trabajadores que Dinaín mantiene en Navantia están dedicados a labores de ingeniería relacionadas con los destructores australianos –en la ría se construyen una pequeña parte de los bloques, pero el grueso del programa se desarrolla en Adelaida– y con el segundo ALHD, el único buque que actualmente tienen en ejecución los astilleros públicos de la ría. Como se sabe, se estima que de aquí al próximo verano se habrá terminado la carga de trabajo en dicho buque y que será prácticamente nula la ocupación para las empresas auxiliares.

La construcción del flotel para Pemex, si bien aliviaría esta situación, no representa una solución para empresas como Dinaín, ya que su carga de ingeniería no es elevada. Su plantilla tiene ahora más expectativas en los contratos que puedan venir de países extranjeros como Brasil.

 

La ingeniería Dinaín se suma a la larga lista de firmas auxiliares que han recurrido a la regulación de empleo