Instan una vez más a las auxiliares de Navantia a cumplir los acuerdos

Concentración trabajadores de las auxiliares en la puerta de Navantia Ferrol
|

Todo apunta a que la conflictividad laboral volverá a estallar en los astilleros ferrolanos. La totalidad de las centrales sindicales convocaron ayer a representantes de más de 25 empresas auxiliares de Navantia a una reunión a la que únicamente acudieron tres y en la que quedó claro que hay unas que cumplen los acuerdos y otras que no lo hacen. Estas últimas rechazaron expresamente la invitación que se les hizo para que corrijan la situación.
Maessa y Ainair están en el centro del conflicto. Ambas firmas aplican los acuerdos de 2001 a sus trabajadores indefinidos y pagan menos, lo que marca el convenio provincial, a los últimos en llegar. Durante la reunión de ayer, en la que los representantes sindicales les instaron a cumplir las mismas reglas por las que sí se están rigiendo otras auxiliares que trabajan dentro del astillero, ninguna se comprometió a corregir la situación. En la reunión participó también Tecman, que sí cumple los acuerdos firmados. El empresario, José Ramón Franco, criticó la competencia desleal que se está produciendo y consideró que, más que los precios, es el modelo de organización del trabajo lo que hace difícil para las auxiliares obtener rentabilidad de sus contratos con Navantia.
Las empresas garantizaron que ya no van a recurrir a la realización de horas extras, tal como les exigieron los sindicatos, que una vez más expresaron sus quejas porque la dirección de Navantia no ha atendido su solicitud de mantener una reunión para abordar el deterioro de las condiciones laborales que se está constatando dentro del astillero. Las partes coincidieron, eso sí, en que Navantia ha de cumplir con su compromiso de velar por el cumplimiento de los acuerdos y pactos entre las empresas auxiliares y los trabajadores.
Dada la situación, todo apunta a que las centrales sindicales van a impulsar de inmediato un nuevo calendario de movilizaciones en el que unirían sus fuerzas los trabajadores de las subcontratas y los de la principal. La propuesta es reclamar conjuntamente carga de trabajo y el respeto a las condiciones laborales acordadas.

Instan una vez más a las auxiliares de Navantia a cumplir los acuerdos