La Xunta devolverá a los funcionarios la cuarta parte de la extra de 2012

|

La Xunta tiene previsto ofrecer a los sindicatos de la función pública la posibilidad de devolverles entre el próximo año y el siguiente una parte de la paga extra suprimida por el Gobierno en el año 2012, anunció ayer el jefe del Ejecutivo autonómico, Alberto Núñez Feijóo.

La conselleira de Facenda, Elena Muñoz, explicó ayer que el Gobierno autonómico devolverá “alrededor de un veinticinco por ciento de la paga extra” que no cobraron los funcionarios en 2012, que “supone un coste de unos cuarenta millones de euros”.

Por su parte, Núñez Feijóo declaró que antes de la aprobación inicial de los presupuestos, el próximo mes, la Xunta informará de esta medida a los sindicatos para ver cómo se puede encajar en las cuentas de 2015 y de 2016 la devolución de esta parte de la paga.

Mientras, el Gobierno central tiene intención de devolver a los funcionarios de la Administración General del Estado a principios del año próximo una cuarta parte de la paga extraordinaria que no les abonó en 2012, según anunció el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en declaraciones en el Congreso.

Montoro explicó además que se va a tratar de buscar un sistema para que el resto de las administraciones puedan hacerlo, porque no todas tienen recursos al estar algunas aún “muy lejanas” de conseguir los objetivos de déficit.

El salario de los empleados del sector público seguirá congelado en 2015 por quinto año consecutivo, al igual que la tasa de reposición de empleo público, que de manera general se mantendrá a cero, aunque se establece una excepción del 20% para los que se consideran servicios públicos esenciales. Lo confirmaron ayer fuentes sindicales, a las que el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas comunicó estas novedades de los presupuestos de 2015 en un encuentro técnico previo a la mesa general de negociación de las administraciones.

El Gobierno aprobará hoy el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para 2015, que contarán con un techo de gasto no financiero de 129.060 millones de euros. Para cuadrar las cuentas y conseguir pasar de un déficit público estimado en el 5,5% del PIB en 2014 a un 4,2 por ciento en 2015 sin ajustes adicionales, tendrá una gran importancia la entrada en vigor de la reforma fiscal, con la que se pretende estimular la economía y el consumo.

Asimismo, por primera vez los Presupuestos recogerán el nuevo índice de revalorización de las pensiones.

La Xunta devolverá a los funcionarios la cuarta parte de la extra de 2012