Cientos de personas se concentran ante la Macarena para pedir la exhumación de Queipo de Llano

La portavoz de Adelante Andalucía en la Comisión de Cultura y Patrimonio Histórico, Ana Naranjo, (izq) y la edil de Adelante Sevilla Sandra Heredia (dcha) ADELANTE 27/10/2019
|

Aproximadamente 150 personas, según la Policía Nacional, participaron ayer en Sevilla en la manifestación convocada por la Plataforma Gambogaz y apoyada por Adelante para pedir la exhumación del general Gonzalo Queipo de Llano, enterrado en la Basílica de la Macarena, en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica.

De esta manera, la referida plataforma, que reclama que el cortijo Gambogaz en Camas (Sevilla) deje de ser propiedad de la familia de Queipo de Llano, aprovechó el momento actual para reivindicar esta medida tras la exhumación de Francisco Franco el jueves, un acto al que han acudido su presidenta, Paqui Maqueda, así como la edil de Adelante Sevilla Sandra Heredia, la parlamentaria y portavoz de Adelante Andalucía en la Comisión de Cultura, Ana Naranjo, y la cabeza de lista al Congreso por Sevilla de Unidas Podemos, María Márquez.

Heredia aprovechó la convocatoria para exigir una “implicación de todas las administraciones públicas” porque “este es el momento de exhumar al genocida Queipo de Llano”. Así, consideró que “los restos de un asesino y genocida no pueden permanecer ni un día más en un lugar público y de culto”.

“Quienes llevan décadas trabajando por la memoria democrática de nuestra tierra no podrían entender que tras la exhumación de Franco no se dieran los pasos necesarios para exhumar los restos de una persona que ordenó asesinatos múltiple e instigó violaciones masivas”, remarcó.

Por su parte, la número uno de Unidas Podemos al Congreso explicó que el pueblo de Sevilla “no merece que en la Macarena esté enterrado un genocida, máximo responsable de la violencia fascista en Andalucía”, y pidió que no sea invisible tanta “barbarie”.

 

Sin equidistancia

“No se puede entender el espectáculo bochornoso de la exhumación de Franco, que se debió hacer con más discreción y respeto a las víctimas”, afeó, antes de subrayar que “la equidistancia que equipara a asesinos y víctimas”.

Igualmente, la portavoz de Adelante Andalucía en la Comisión de Cultura y Patrimonio Histórico, Ana Naranjo, señaló que el hecho de que aún estén los restos de Queipo de Llano en la Macarena se trata de “un incumplimiento muy grave de la Ley de Memoria Democrática de Andalucía”. Según Naranjo, “es escandaloso que se mantenga en silencio al carnicero en Sevilla, responsable directo de 45.000 fusilados, en un espacio de disfrute público tan característico y tan queridos por los sevillanos y las sevillanas”.

Antes de la concentración, en el muro del atrio del templo aparecieron unas pintadas. En un tuit, el diputado de Vox en el Parlamento de Andalucía y portavoz en la Comisión de Cultura y Patrimonio Histórico, Benito Morillo, ha publicado una fotografía de las mismas, en las que se puede leer “La Macarena llora por un asesino a su vera”. “Una vez exhumado Franco, los desmemoriados atacan con pintadas la Basílica de la Macarena”, lamentaron, antes de afirmar que “Vox ya dejó más que constatado que este caso no incumple la sectaria ley de ‘Desmemoria Histórica’”.

Preguntados por esto, fuentes de la hermandad desvincularon las pintadas de la concentración frente a la basílica y las calificaron como “incidentes aislados”, precisando que han sido la propia gente de la cofradía quienes han repintado el muro y borrado el texto. “No le hemos dado mayor importancia”, zanjaron los miembros de la hermandad.

Cientos de personas se concentran ante la Macarena para pedir la exhumación de Queipo de Llano