Unas 50 personas siguen al borde de la muerte por el ataque de Niza

|

El presidente de Francia, François Hollande, informó de que unas 50 personas heridas en el atentado del jueves en Niza se encuentran “entre la vida y la muerte”, por lo que las autoridades no descartan que aumente la cifra de 84 víctimas mortales.

“Hay una cincuentena de personas están todavía en urgencia absoluta, entre la vida y la muerte”, advirtió el mandatario galo en declaraciones a los medios de comunicación desde Niza, a donde llegó ayer por la mañana junto a otras autoridades del Gobierno.

El Ministerio de Salud confirmó en un comunicado que 188 personas fueron atendidas tras el atropello masivo y, de ellas, 48 se encuentran en “urgencia absoluta”. Veinticinco de los heridos están en “reanimación”.

El mandatario francés ha explicado que, entre las víctimas, figuran franceses pero “también muchos extranjeros” y “muchos niños”. Hollande se reunió con algunos de los heridos, muchos de los cuales “arrastrarán toda su vida el trauma” de lo vivido durante la fiesta nacional.

“¿Por qué Niza? Porque es una localidad mundialmente conocida. Una de las ciudades más bonitas del mundo”, destacó Hollande. “¿Por qué el 14 de julio? Porque es la fiesta de la libertad”, lamentó.

Por su parte, el ministro de Interior francés, Bernard Cazeneuve, confirmó que el responsable del atropello masivo de Niza, Mohamed Lahouaiej Bouhlel, no tenía antecedentes por “islamismo radical” y aclaró que, por el momento, las autoridades no pueden asegurar que se trate de un atentado yihadista.

A la misma hora en la que el primer ministro galo, Manuel Valls, decía que “sin duda” se trata de un ataque “vinculado al islamismo radical”, Cazeneuve concedía una entrevista en otra televisión.

Unas 50 personas siguen al borde de la muerte por el ataque de Niza