Noriega logra el apoyo del Bloque y saca adelante los presupuestos de Santiago

Copia de El Ideal Gallego-2017-02-19-019-52cc6212
|

El pleno municipal del Ayuntamiento de Santiago aprobó sus presupuestos para este año 2017 con los votos favorables del grupo de gobierno (Compostela Aberta) y el Bloque Nacionalista Galego, la abstención del grupo socialista y la oposición del PP.

En el pleno extraordinario celebrado ayer en el Pazo de Raxoi quedaron aprobadas las cuentas para el presente año, un presupuesto defendido desde el Gobierno municipal como “expansivo” y que asciende a 106 millones en el consolidado, es decir, “sumando” los del Ayuntamiento a los del Auditorio de Galicia y las empresas de transporte (Tussa) y turismo (Incolsa).

Así, los presupuestos pasaron el trámite plenario con los doce votos a favor que suman los grupos de Compostela Aberta y BNG, la abstención del PSOE (tres) y el “no” de los nueve ediles del grupo popular. La corporación municipal de Santiago cuenta actualmente con 24 ediles, uno menos de lo habitual debido a que desde el pasado mes de mayo permanece vacío un asiento que corresponden al grupo socialista tras la renuncia de una de sus concejalas electas y las dificultades internas del PSOE para encontrarle un reemplazo.

En el pleno también se aprobó la incorporación de los remanentes de los fondos de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (Edusi), que suman un total de 2,6 millones de euros.

“EXPANSIVOS” Y “SOCIALES”

La concejala de Economía e Facenda, María Rozas, defendió unas cuentas que ascienden a “casi 103 millones de euros” que suponen un incremento del “3,6%” respecto al año anterior. “Es el presupuesto más elevado que tiene el ayuntamiento desde el año 2010”, argumentó Rozas en su intervención, que abrió el pleno de este sábado.

Según la teniente de alcalde santiaguesa, este incremento fue posible gracias a la “captación de fondos ajenos” a lo largo del pasado año, que aumentaron “un 60%” y que permite que las cuentas de 2017 sean “expansivas” y continúen con “las líneas” de las de 2016: “las políticas sociales y el mantenimiento”.

A ello, ha indicado que este año se “suman” las prioridades de “las políticas culturales y medio ambiente”, una de las “apuestas” del ayuntamiento en las “inversiones” para este año que permiten “poner el foco en las personas, el medio ambiente, el mantenimiento y el equilibrio entre barrios”.

En cuanto a las políticas sociales reflejadas en los presupuestos, Rozas destacó el programa de renta social, la subida de “un 14%” en el apartado de ayudas al servicio en el hogar y el programa de “emergencia social” que permitirá destinar “pisos en desuso” para su conversión en viviendas para personas con necesidades.

La edil celebró la “integración de propuestas de la oposición”, con los que el Gobierno local mantuvo un “diálogo amplio con la mano tendida” desde octubre para elaborar unos presupuestos que también contaron con la participación “del tejido asociativo” de la ciudad y que recibieron el respaldo “unánime” de “todas las centrales sindicales” de los trabajadores municipales. n

Noriega logra el apoyo del Bloque y saca adelante los presupuestos de Santiago