Durán recalca que no dimitirá y que la financiación de Unió no fue irregular

durán i lleida atiende a la prensa tras participar en una reunión del consell nacional de su partido efe
|

El presidente de Unió, Josep Antoni Duran i Lleida, pidió ayer perdón, pero señaló que no dimitirá tras conocerse la sentencia del caso “Pallerols”, que establece la responsabilidad civil subsidiaria de UDC, al constatar que hubo “aportaciones directas al partido”.

“Reitero, no hay financiación irregular que es aquello que en su día dije yo. Si hubiera financiación irregular, yo debería pedir perdón y yo debería dimitir. Yo pido perdón porque soy muy consciente que daña la credibilidad de la política ante la sociedad”, afirmó Duran en declaraciones a Efe.

El presidente de Unió, que asiste en Santiago de Chile a la sexta Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana, apuntó que no tiene “que asumir ningún tipo de petición de dimisión de otras fuerzas políticas” y agregó que la actitud de UDC “fue ejemplar”.

También manifestó su disconformidad con aquellos que “desde Unió Democrática, hoy ya expulsados”, no hicieron “una buena práctica, sino todo lo contrario”.

“Unió Democrática en su día, tan pronto supo lo que sucedía, hizo una comisión de investigación con personas ajenas al partido y pidió una auditoría al Colegio Oficial de Auditores de Barcelona y las conclusiones fueron exactamente las de fiscalía”, manifestó el político catalán.

Por este motivo, explicó Duran, expulsaron “a los responsables” y se asumieron “injustamente”, de acuerdo con la sentencia, “responsabilidades políticas por quien era entonces presidente del partido y del consejo nacional, Ignasi Farreres”.

Según Duran i Lleida, se hubiera producido una financiación irregular “si se hubiera ingresado (el dinero) en las arcas del partido, no a sedes o a subsedes, sin conocimiento de la dirección”.

En ese supuesto, precisó, “habría una financiación que penalmente tampoco sería irregular porque en aquel tiempo era perfectamente lícito”.

“Habría un delito de cohecho si Unió Democrática, de conformidad con el señor (Fidel) Pallerols hubiera pactado no sé qué tipo de porcentaje de no sé qué curso para que le diesen eso. No existe ni lo uno ni lo otro”, aseveró el presidente de Unió.

“Unió no ha sido nunca parte en el proceso, excepto en las conclusiones finales del fiscal, cuando plantea la responsabilidad civil subsidiaria, pero Unió nunca ha estado penalmente presente” en el caso Pallerols, apuntó Duran i Lleida, que agregó que, sin embargo, las personas condenadas “sí” que lo han estado.

Por su parte, UDC destacó ayer que la sentencia sobre el caso “Pallerols” constata que no hubo financiación irregular, después de la decisión de la Audiencia de Barcelona.

El partido señala en un comunicado que la sentencia confirma también que la dirección del partido “nunca tuvo conocimiento previo” de los hechos juzgados.

El pronunciamiento judicial de ayer, dice la nota, coincide con las conclusiones de la auditoría externa que encargó UDC en el año 2000.

 

Durán recalca que no dimitirá y que la financiación de Unió no fue irregular