La Xunta destina 20 millones al sector primario, con ayudas a las granjas y para plantar castaños

Feijóo, durante la rueda de prensa posterior al Consello xoán crespo
|

El Gobierno gallego aprobó, en el marco del reparto de recursos extra que vincula con la solvencia de las cuentas, un paquete de medidas que suma casi 20 millones de euros para apoyar al sector primario, con actuaciones que incluyen ayudas directas a explotaciones lácteas con créditos pendientes y el impulso a la plantación de castaños en la comunidad.
De ello informó el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, al término del Consello de la Xunta, en una rueda de prensa en la que también avanzó la reserva de fondos adicionales para las concentraciones parcelarias, minimizar los daños ocasionados por especies como el jabalí y el lobo y, ya en el ámbito costero, para pantalanes y mejoras de seguridad.
El nuevo paquete de medidas, esta vez centradas en el sector primario, llega después de que en las últimas semanas el Ejecutivo aprobase otros grupos de actuaciones en los ámbitos económico, sanitario o social, entre las que se incluía la ampliación de la ayuda de 100 euros al mes de la “Tarxeta Benvida” para los bebés que nazcan en 2017.
En concreto, para el sector lácteo, se aprobará una línea de ayudas directas a los titulares de las explotaciones que tengan dificultades financieras derivadas de su actividad.
“Estamos hablando de una aportación de 3 millones de euros para ayudar a aquellas granjas que tengan dificultades derivadas de un préstamo vinculado a la explotación: que fuese refinanciado, que ampliase el plazo de pago o el periodo de carencia, que tenga una resolución judicial de ejecución de hipoteca o deudas con proveedores”, dijo.
Por otra parte, con el objetivo de “diversificar” las posibilidades en el rural, se destinará una línea de casi 2,6 millones de euros para plantar en el rural gallego casi un millón de castaños, 1.000 hectáreas y beneficiando casi 700 familias.
“Es una decisión histórica”, constató Feijóo, quien explicó que “se flexibiliza, sin límite, la superficie máxima (de la plantación de castaños), y las superficies mínimas se disminuyen” en respuesta a las “quejas” formuladas por los productores para poder acceder a las subvenciones.
Asimismo, en los próximos meses se inyectará una aportación de 4,2 millones de euros para cerrar las concentraciones ya muy avanzadas y para decretar nuevas zonas de reestructuración.
En esta línea, se llevarán a cabo varias obras que permitan poner a disposición de los propietarios las fincas afectadas por distintos procesos de concentración parcelaria, y que facilitarán el acceso a fincas o la mejora de las comunicaciones en más de 36.000 hectáreas, “beneficiando en total a más de 25.000 familias”. “También decidimos iniciar los trabajos en nuevas zonas de reestructuración parcelaria, actuando en más de 8.700 hectáreas, que beneficiarán más de 3.300 propietarios”, añadió.

Infraestructuras y daños
En el ámbito de las infraestructuras, el titular de la Xunta precisó que la Administración autonómica destinará 4,5 millones de euros para poner a punto numerosas infraestructuras en un total de 25 ayuntamientos.
En lo que respecta al sector pesquero, Feijóo destacó que se reservan 3 millones de euros con el objetivo de acometer de inmediato obras de mejora en pantalanes y de mejora de la seguridad de los puertos. Feijóo apuntó que este paquete de medidas para el sector primario cierra el reparto de lo que denomina como “superávit de responsabilidad”.

La Xunta destina 20 millones al sector primario, con ayudas a las granjas y para plantar castaños