El nuevo mercado de Caranza venderá productos por internet

Mercado de Caranza
|

La modernización del mercado de Caranza irá más allá del arreglo del edificio y la redistribución de espacios dentro del mismo. Los planes para potenciar el mercado de abastos como un lugar que atraiga a compradores y dinamice la actividad comercial de la zona incluyen también dar el salto a las nuevas tecnologías y ofrecer los productos a través de internet. Eso facilitaría las compras tanto a los particulares como a restaurantes y otros establecimientos que se proveen de producto fresco cada día.
Esta posibilidad existe ya en plazas como la de Santiago, donde desde una oficina se centralizan los pedidos, tanto por teléfono como por internet, para después proceder a su reparto en un determinado radio. También existe la posibilidad de hacer los encargos (entrando en cada puesto a través de la red y seleccionando los productos) y después pasar por el propio mercado a recogerlos.
Esta es una de las iniciativas que se contempla desde el gobierno local para modernizar y hacer más atractivo el mercado. A esto se unen los planes para ocupar una parte del edificio de Caranza (aunque siempre dando el mayor protagonismo a los puestos) con una escuela de hostelería o un establecimiento similar que pueda también dar salida a los productos del día.

remodelación
Algunas de estas propuestas se explicaron a los propios comerciantes en la reunión en la que se dio cuenta del proyecto de reforma que comenzará en 2016. En los próximos presupuestos está previsto destinar un millón de euros para acometer las obras que tienen que ver con los puestos de venta, así como con las necesidades urgente de cubierta, fachada y estructura. En total, a lo largo de tres años se destinarán 2,2 millones de euros a la remodelación del mercado de Caranza. Tras ella, los vendedores quedarán instalados en la planta alta, organizados de forma que se pueda captar a simple vista dónde están ubicados los puestos. En la planta baja habrá cámaras refrigeradoras de uso común, vestuarios, espacios de reunión multiusos, una oficina y también la zona para la recogida de residuos.
Otro aspecto importante de la reforma diseñada por el arquitecto Vicente Fernández Couto tiene que ver con la permeabilidad del barrio y del edificio, con una vía que conectará la avenida de Castelao con la calle Ruiz de Cortázar y acceso al aparcamiento desde ambos lados.

El nuevo mercado de Caranza venderá productos por internet