Emafesa reclama en la factura la tasa de depuración que no está en vigor

Diario de Ferrol-2016-03-15-003-769faecf_1
|

La tasa de depuración está suspendida por acuerdo plenario de 18 de septiembre. La parte privada de la Empresa Mixta de Aguas, Urbaser-Socamex, reclama en el Contencioso-Administrativo al Concello de Ferrol que ese tributo se reponga y considera ilegal su anulación porque estaría justificado en la encomienda de gestión que hizo la institución local a Emafesa. Pero han ido un paso más allá y en la factura del agua de enero y febrero que han recibido ya algunos vecinos reclaman una deuda con fecha de 25 de febrero de 2016 que en algunos casos es de 47,77 euros pero que en otros asciende incluso a 73, en función de los metros cúbicos consumidos.
Algunos de los vecinos que se han dado cuenta de esta reclamación de deuda han consultado con las oficinas de Emafesa y se les ha informado que es la cantidad que se debería abonar por la tasa de depuración y que su inclusión ha sido un error porque en la actualidad no puede ser aplicada. Les han puesto un “no pendiente” rubricado con el sello para garantizar que esa deuda, en realidad, no existe. Este periódico ha intentado, sin éxito, contactar con el gerente de la empresa mixta durante la tarde de ayer para recabar información al respecto.
El edil de Servizos, Bruno Díaz, explica que los vecinos no tienen que pagar este recibo (correspondiente a la tasa de enero a junio de 2015 y que es más elevado que el que se pagó respecto a 2014 porque entonces solo se devengaba de septiembre a diciembre y no seis meses, como ocurre ahora). Además, aunque se quiera, tampoco los bancos admiten el pago porque no existe reclamación pendiente.
El alcalde de Ferrol, Jorge Suárez, ha explicado que la inclusión de esta supuesta deuda en la factura “nón é unha decisión do goberno senón da xestión de Emafesa” y que “non varía para nada o que temos establecido”, que es dilucidar qué ha pasado con la puesta en marcha de la depuradora y qué gastos son en realidad imputables a la tasa antes de volverla a implantar. Transmite un mensaje de “tranquilidade” a la población porque “para nós ese recibo non é válido nin para nada vinculante” y no hay que pagarlo.
“Hai que ter claro que isto comezou cunha visita á depuradora na que se constatou que non estaba depurando”, recuerda Suárez. Eso es lo que llevó al pleno a suspender la aplicación de la tasa (que ya estaba cuestionada por su elevado coste) porque se estimaba, apoyándose en los pertinentes informes, que no se podía imponer por un servicio que no se estaba prestando. “Velamos polos intereses da cidadanía e temos bastante claro que contamos co seu respaldo neste aspecto”, añade el regidor.
En el caso de que esta inclusión de la deuda en la factura sea una medida de presión hacia el Concello, Suárez tiene claro que “non nos van amedrentar”.

devolución
El Concello estudia también la devolución de la tasa en el período en el que estuvo vigente a aquellos vecinos que la hubiesen pagado (otros se declararon “insumisos” mientras tramitaban reclamaciones en distintas instancias). Para ello habrá que esperar a conocer el informe definitivo sobre qué gastos se estaban repercutiendo en esa factura para descontar todos los que tuvieran que ver con reparaciones de una estación depuradora que se entregó con deficiencias originadas durante su construcción, como ratifica el peritaje realizado por la empresa Applus en diciembre. En él se confirma además que antes de su entrega ya se intentaron reparaciones precarias “que non serviron absolutamente para nada”, dice Suárez. El alcalde atribuye la “precipitación” en la recepción de la planta por parte de las distintas administraciones (sin comprobar su estado) a la posible pérdida de fondos europeos.

Emafesa reclama en la factura la tasa de depuración que no está en vigor