La F-101 ya comanda la operación “Ocean Shield”

|

La fragata “Álvaro de Bazán”, que lleva a bordo al comandante de la Segunda Agrupación Naval Permanente –SNMG-2– de la OTAN, Eugenio Díaz del Río, ya es el buque de mando de la operación antipiratería en el Índico “Ocean Shield”. En la jornada de ayer se celebró en Djibouti el relevo con su homóloga de la Primera Agrupación, la “Fridtjof Nansen”.
De este modo, la F-101 asume así el liderazgo de la que está considerada como una de las misiones más importantes de lucha contra la piratería. En el acto de cesión del mando, el predecesor de Díaz del Río, el contralmirante Henning Amundsen, destacó la importancia de mantener la presencia de unidades en la zona “para garantizar la seguridad del tráfico mercante”.
La OTAN participa en la lucha contra la piratería en el área del Cuerno de África desde diciembre del año 2008, cuando, bajo el nombre de “Allied Provider”, tenía como misión dar protección a los buques de Naciones Unidas y del Programa Mundial de Alimentos. Posteriormente, esta contribución cambió de nomenclatura –“Allied Protector”– y se incluyó dentro de sus labores la protección del tráfico marítimo en el Golfo de Adén, por donde, como se recordará, pasa alrededor del 20% del transporte de mercancías del planeta.
Ya con un enfoque más global, la OTAN activó la llamada operación “Ocean Shield”, añadiendo a sus cometidos, explica la Armada española, “el desarrollo de las capacidades regionales, con el objetivo de que, en el futuro, sean los países de la zona los que asuman la responsabilidad de la seguridad marítima.

alternancia
Las agrupaciones navales permanentes de la OTAN se alternan el mando de la operación contra la piratería cada seis meses. La continuidad de la “Ocean Shield” está asegurada hasta finales del año que viene.
La “Álvaro de Bazán” no completará este periodo de mando. Se prevé que en el mes de febrero sea sustituida por la unidad más moderna con que cuenta la Armada, la “Cristóbal Colón”.

La F-101 ya comanda la operación “Ocean Shield”