Turmoil aplica un ERE de 180 días de suspensión a todos sus trabajadores

|

La empresa Turmoil ha alcanzado un acuerdo con los trabajadores para la aplicación de un expediente de regulación de empleo que representará la suspensión de sus contratos durante un período máximo de 180 días. La plantilla de la firma, una veterana auxiliar del naval ferrolano, está compuesta actualmente por 38 personas.
Según informó a este diario el representante sindical de los trabajadores, Jesús Piñeiro, la compañía ha transformado en indefinidos los contratos eventuales que mantenía una parte de la plantilla, variando su intención inicial de prescindir de ellos. Tal como se informó, los operarios llevaban ya desde el pasado día 8 de octubre sin poder acceder al astillero y en estos momentos la empresa les debe tres nóminas.

plan de viabilidad
Como se recordará, el pasado día 15 de octubre los trabajadores de Turmoil se concentraron a las puertas del astillero de Ferrol para denunciar que Navantia había prescindido de sus servicios. La compañía pública exige un plan de viabilidad a la firma, que está en concurso de acreedores, como condición previa para volver a contar con ella para tareas en el área de reparaciones. El administrador concursal designado por el juzgado, de hecho, tiene previsto mantener esta misma mañana una reunión con responsables de Navantia para abordar este asunto.
Turmoil es una más de las empresas auxiliares del sector naval de la ría que atraviesan serias dificultades como consecuencia de la caída de actividad. Han aplicado expedientes de regulación de empleo la práctica totalidad de las subcontratas ligadas a proyectos de nueva construcción y son apenas ya un millar de trabajadores los que siguen acudiendo diariamente al astillero de Ferrol, después de la destrucción de más de 2.500 empleos.
Como se recordará, en Navantia queda solo en construcción el segundo LHD para Australia, cuya entrega al cliente está prevista en el próximo mes de diciembre. Pronto llegará a la ría el buque semisumergible “Blue Marlin”, de la naviera holandesa Dockwise, para ocuparse del traslado de la estructura del megabuque hasta el astillero de BAE Systems en Melbourne. Su operación de carga será el último hito a la vista para las factorías públicas.

Turmoil aplica un ERE de 180 días de suspensión a todos sus trabajadores