El Gobierno cede a la presión de los populares y pagará a las autonomías antes de que acabe el año

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 29/08/2019.- Declaraciones del portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Pedro Puy, sobre asuntos de actualidad. EFE/Óscar Corral
|

 

La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, aseguró ayer a los representantes del Gobierno de Canarias que llegará el dinero pendiente de la financiación autonómica para las comunidades “antes del 15 de diciembre”. Horas más tarde, avanzó además que se convocará un Consejo de Política Fiscal y Financiera antes de final de año.

El presidente canario, Ángel Víctor Torres, y el vicepresidente, Román Rodríguez, aseguraron tras reunirse con la ministra  que Montero está dispuesta a encontrar fórmulas y mecanismos, que no ha desvelado, para que ese dinero sea transferido antes de final de año, a pesar de las limitaciones que tiene el Gobierno por estar en funciones y con los presupuestos prorrogados.

Esas limitaciones –ante las que Montero aseguró que “busca resquicios”– según explicó, hacen también complicado que se celebre el foro sobre financiación autonómica que habían pedido los presidentes autonómicos del PP –Galicia, Andalucía, Madrid, Murcia y Castilla y León–, así como sus líderes regionales. El propósito de los populares es que se aborde esos fondos pendientes de transferir a las autonomías, unos 7.000 millones de euros, entre las entregas a cuenta de 2019 y la liquidación del IVA de 2017.

 

Entrar en razón

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, aplaudió que el Gobierno central intente buscar soluciones para comenzar a repartir los fondos pendientes que adeuda a las comunidades autónomas con lo que parece que “por fin” se entra en razón. El vicepresidente gallego recordó que Galicia fue la primera autonomía en reclamar el impago de estas cantidades que, en la comunidad ascienden a 700 millones de euros, de forma que “después otras comunidades autónomas se fueron uniendo a una demanda justa y evidente”.

Menos optimista, el portavoz del grupo parlamentario del PP, Pedro Puy, reclamó al Gobierno en funciones “un instrumento legislativo” que sea efectivo para conseguir la transferencia de la financiación a cuenta que corresponde a las comunidades autónomas en general y a Galicia en concreto. Se refirió a la posibilidad de que el Ejecutivo de Pedro Sánchez saque adelante un “Decreto Ley o una Iniciativa Legislativa”, como “hizo el Gobierno en funciones de Mariano Rajoy” ante “razones de urgente necesidad”.

Además, Puy acusó a la Administración nacional de “cometer un doble escándalo” ya que, por una parte, pretende “reducir su déficit o evitar que suba más” a costa de los “recursos de las comunidades autónomas”. Y por la otra, argumentó, Pedro Sánchez está utilizando el “chantaje” para “castigar” a las regiones que no apoyaron los Presupuestos del Estado presentados por los socialistas, que “perjudicaban a Galicia y reducían la inversión en la Comunidad en un 18 por ciento”.

Igualmente, el portavoz en el Parlamento del PP acusa al PSOE de pretender “conseguir la investidura gratis”, sin realizar “ningún pacto” y pidiendo a los populares, un “partido de centro-derecha”, el “apoyo” para constituir un Gobierno. Puy criticó al líder de la oposición en Galicia, Gonzalo Caballero (PSdeG), por “ser más papista que el papa” en relación con la transferencia de los 700 millones de euros a Galicia. El representante parlamentario del PP sostiene que la postura de Caballero “no se puede explicar” porque, en esta cuestión, está siendo “aún más contrario” a los intereses de Galicia de lo que son “los mismos que están provocando el problema en el Gobierno central”.

Caballero, por su parte, calificó de “gravísimo” que el conselleiro de Facenda hable de la posibilidad de que la falta de las entregas a cuenta del Gobierno central dificulte el pago de nóminas, y reclamó su cese “si no es capaz de garantizar” esta cuestión.

Mientras, la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, criticó ayer la “estrategia partidista y fallida” que están llevando a cabo los socialistas al “justificar y reconocer” que la transferencia de la financiación a cuenta a Galicia “no se hace” porque “quieren el apoyo de la derecha para lograr la investidura”.

Además, califica de “dantesca” la postura del PSOE, que durante el periodo electoral “hizo campaña contra el trifachito” y ahora quiere posicionarse “en alguna de esas patas de la derecha” que anteriormente decía que “había que temer”. “No deja de ser sorprendente”, añadió Pontón, “ver al Partido Socialista, ayer mismo a través de la vicepresidenta, justificar, casi en el fondo reconocer, que eso se está haciendo porque quieren el apoyo de la derecha para su investidura”.

Pontón también reta al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, a “actuar autónomamente”, elaborar una “estrategia propia” que no esté marcada desde Madrid y defender “los recursos de la ciudadanía gallega” desde la “presión política”, pero también desde “los tribunales”.

 

Investidura

Por su parte, los presidentes autonómicos socialistas, que reconocen también las dificultades por la que atraviesan por esa falta de fondos, han expresado en diferentes ocasiones la necesidad de que se revise el modelo de financiación pero han cerrado filas ahora con el Gobierno en que lo prioritario es la investidura de Pedro Sánchez, para que el Ejecutivo deje de estar en funciones.

El ministro de Agricultura en funciones, Luis Planas, que ha asumido también la cartera de Política Territorial, afirmó ayer que la “solución” para poder aportar financiación a las comunidades autónomas es “desbloquear la investidura” de Sánchez. “Un Gobierno en funciones significa un Gobierno con limitaciones en la actuación”, dijo.

El Gobierno cede a la presión de los populares y pagará a las autonomías antes de que acabe el año