La nueva Oficina de Atención ao Peregrino abrirá la próxima semana

La renovación de la fachada se ha centrado tanto en el aspecto arquitectónico como en el de diseño d.a.
|

El Concello anunció ayer que la nueva Oficina de Atención ao Peregrino abrirá por fin sus puertas durante la próxima semana, a la espera de los últimos flecos para trasladar los elementos que todavía continúan en la caseta de turismo del muelle que, hasta ahora, ejercía como punto de información turística de la ciudad.
Así lo ha comunicado la concejala de Conservación do Patrimonio, Rosa Méndez, y el alcalde, Jorge Suárez, que declaró sentirse “orgulloso” de este proyecto y de su apuesta por impulsar el potencial del Camiño Inglés, del que Ferrol es su punto de partida.
La nueva oficina estará situada en el edificio Maristany, cuya renovación se realizó dentro del marco del Plan Urban a través de un taller de 15 personas que “ademais de formarse, obtiveron unha remuneración a través de dietas e fixeron un resultado moi satisfactorio tanto no interior como no exterior”, en palabras del regidor. Lo que se trató fue de recuperar la imagen del edificio con sus soportales originales, por su carga simbólica e histórica, “facendo un pouco pedagoxía do que debería volver a suceder”, según remarcó Méndez. En este sentido también destacó que para diferenciarse de otras ciudades decidieron elegir el nombre de Vía Compostellam.
La apuesta no solo va en la línea arquitectónica, sino también en la de diseño, de ahí que se haya decorado el exterior del inmueble con un graffiti realizado por Pablo López “no que xoga coa imaxe do que serían eses soportais, o camiño por eles, e tamén coa nave do que sería a catedral de Santiago”, dijo.
Asimismo, Suárez quiso agradecer la colaboración de la Xunta de Galicia, que aportó una gran cantidad de recursos documentales para poder ofrecer un servicio de información completo a los peregrinos, que de esta forma también podrán sellar su compostelana en este nuevo local en lugar de tener que acudir a los establecimientos hosteleros, como hasta ahora era el caso.
En esta misma línea se expresó la edil de Patrimonio, asegurando que tiene previsto contactar con los autoridades responsables del Xacobeo para ver como se puede mejorar la señalización del camino. “Unha vez que apostamos polo Camiño Inglés temos que apostar con todas as da lei”, recalcó.

alternativas
Precisamente con este mismo objetivo el ejecutivo local comunicó que se está trabajando también en tener cuanto antes un albergue en el área de Ferrol Vello para acoger a todas estas personas. En este sentido, se barajan varias alternativas, aunque por motivos de rapidez la que está más avanzada es la de la antigua Casa do Mar.
Según explicó Rosa Méndez, las condiciones de la misma son óptimas, ya que aunque ahora mismo está alquilada a varias asociaciones, existen doce habitaciones libres con baños, en las que se podrían instalar literas para que cada una acogiese a cuatro personas.
Avanzaron que ya se han iniciado las gestiones con el presidente de la Autoridad Portuaria, José Manuel Vilariño, de quien destacaron su “boa predisposición”. Si bien no son necesarias obras para la adecuación de las instalaciones, el plazo dependerá de la agilidad de los trámites, que ahora tendrán que ir a Madrid al no ser competencia del Concello.
Sin embargo esta iniciativa siempre será de carácter provisional, ya que el objetivo a largo plazo es poder contar con un albergue municipal dentro del barrio de Ferrol Vello. A este respecto existen varias propuestas, como la de un edificio situado en la calle Carmen Curuxeiras, un proyecto en el que están participando varias concellerías: Urbanismo, Facenda, Patrimonio Histórico y Turismo.

La nueva Oficina de Atención ao Peregrino abrirá la próxima semana