Miguel Alvariño doblega a Italia para conseguir el bronce

Las formaciones españolas de recurvo posan con sus medallas de plata –ellas– y de bronce –ellos–| M. a.
|

Italia se convirtió para el pontés Miguel Alvariño en una de las piezas fundamentales del puzzle de los Juegos del Mediterráneo en su primera participación. Y es que si en la jornada del sábado precisamente fue un italiano, Amedeo Tonelli, el que privó al del Sílex de seguir con su concurso individual en la ronda de octavos, ayer el local se tomó la revancha junto con sus compañeros, en el enfrentamiento por el bronce ante, precisamente, el combinado italiano.
Con Tonelli, Pasqualucci y Galiazzo como adversarios, la selección española de recurvo conformada por el pontés, Pablo Acha y Antonio Fernández demostró su mayor potencial en una “tirada que, la verdad, nos salió muy bien y estuvimos muy competitivos”, apuntaba Alvariño, pocas horas después de subirse al podio tarraconense para recoger su bronce. Una medalla que, si bien alegra alegraba al pontés –”evidentemente es mejor que irse siendo cuartos”–, tenía un cierto sabor agridulce, ya que “llegábamos para luchar por el oro”, pero Francia se cruzó en su camino. Los galos, a la postre campeones, “se salieron”, comentaba Alvariño, “y nosotros no lo hicimos como deberíamos” analizaba el olímpico de la villa antes de regresar a casa de cara a preparar sus próximos compromisos internacionales.
Tras el golpe dado por los franceses (5-1), le tocó el turno de golpear a los españoles, que se impusieron por un marcador de 6-2 a los italianos para firmar una gran competición, especialmente por escuadras, de la delegación nacional de la disciplina. “Tenemos un equipo muy fuerte y creo que este fue un buen resultado”, seguía analizando Alvariño, “ pero igual no tuvimos mucha suerte o no estábamos en el momento idóneo de forma”. Un momento que para el pontés espera que sea, sin duda, en su próxima presencia en el Campeonato de Europa de la disciplina, que se disputará a finales de agosto en Legnica, Polonia. “Que mejor sitio que allí para estar bien”, comentaba el nuevo bronce de los Juegos del Mediterráneo.

Competición
Una competición para el de la villa importante pero que, sin embargo, “nada tiene que ver con los Juegos Olímpicos o los Europeos”, de ahí que aunque manifieste su evidente alegría por la medalla, “estoy tranquilo y contento, si bien no me llamó tanto la atención esta prueba como otros campeonatos”, confiesa, en referencia a los anteriormente citados. Y es que la ausencia de primeras potencias mundiales en la disciplina, como pueden ser las asiáticas, hace que el nivel, en esta disciplina en particular, “no fuese muy extremo”, comentaba Alvariño.
Si bien, con Francia e Italia como potencias a batir, el equipo español cumplió, “matando” al gigante italiano para colgarse el bronce en una competición “que ha sido muy exprés”, añadía entre risas el pontés, ya que en tres días habían finiquitado la prueba. Ahora, y con el Europeo en la mirilla, Alvariño seguirá calentando motores ya que en quince días, de nuevo con la selección española, acudirá a la Copa del Mundo de Berlín. l

Miguel Alvariño doblega a Italia para conseguir el bronce