Un naronés acepta 11 años y medio de cárcel tras reconocer los abusos sexuales a su hija

|

Un vecino de Narón acusado de haber abusado sexualmente durante siete años de su hija menor de edad aceptó ayer una condena de 11 años y medio de cárcel tras reconocer los hechos.
La Fiscalía acordó rebajar este jueves de 15 a 11 años y medio de prisión la petición de condena al reconocer el hombre lo sucedido, por lo que no ha sido necesaria la celebración del juicio que estaba previsto en la sección primera de la Audiencia Provincial de A Coruña. También se solicitaba una indemnización para la menor perjudicada “en la cantidad de 20.000 euros por los daños morales”.
Según el escrito del Ministerio Público, durante aproximadamente siete años, el acusado, “aprovechándose de la posición ventajosa que le ofrecía su condición de progenitor de la niña, su hija menor de edad, con la cual convivía, con evidente ánimo libidinoso y de propia satisfacción personal, le realizaba tocamientos a la menor en pechos y zona genital”. Estos hechos en los dos últimos años (2014 y 2015) se vieron agravados llegando incluso a la penetración.

comportamiento extraño
Subraya también el escrito que tras la separación de sus padres, entre finales de 2015 y comienzos de enero de este año, la pequeña siguió conviviendo “entre semana con su padre” y en el marco de una “relación cordial” pese a la separación.
Esto ocurrió “hasta que su hermana mayor, percibiendo algo extraño, le preguntó a la menor qué sucedía y ésta le contó todo lo ocurrido”, lo que llevó a la madre a interponer la denuncia el pasado 3 de febrero, según recoge el escrito. Al día siguiente, se decretó prisión provisional comunicada y sin fianza para el acusado.

orden alejamiento
Por estos hechos, el hombre se enfrentaba a un delito continuado de agresión sexual a la menor de 13 años, agravado por el “escaso desarrollo intelectual de la víctima” y por prevalerse de la relación de parentesco.
A la salida de la Audiencia, Francisco Vázquez, abogado del acusado, señaló que “ya en fase de instrucción” el hombre había reconocido los hechos y explicó que, además de la pena de cárcel, el hombre no podrá acercarse a su hija ni al domicilio de esta a una distancia inferior a los 300 metros en un periodo de 12 años y medio.

Un naronés acepta 11 años y medio de cárcel tras reconocer los abusos sexuales a su hija