Una victoria para inyectar tranquilidad

FUTBOL ZAMORA CF , RACING DE FERROL , 13 OCTUBRE 2013 , JUGADOR DALMAU
|

El Racing se presenta a la cuarta jornada del campeonato liguero sin ninguna victoria en su casillero y eso motiva que el nerviosismo en torno al equipo ferrolano aumente. Por eso, el partido que lo enfrenta mañana al Zamora es el señalado para abrir su cuenta de triunfos, algo que a juicio de su entrenador, Manolo García, “nos daría más tranquilidad para empezar a sumar puntos”. Eso sí, el preparador también alerta de que, aunque el rival al que se va a enfrentar el cuadro verde sea el colista de la tabla clasificatoria, “en este momento, si cometemos errores, nos puede hacer daño el Zamora o el rival que sea, así que lo trataremos con respeto”.
El técnico racinguista reconoce que, después de cosechar dos empates y una derrota, las sensaciones que está dando el equipo ferrolano son mejores que los resultados. Sin embargo, Manolo García admite que “pequeñas cosas son las que están provocando que nos marquen con facilidad, pero estamos trabajando en mejorarlas y que los goles que nos están metiendo, muchos de ellos evitables, no se produzcan más”. El técnico, de hecho, asegura al respecto que “son fases que suceden a lo largo de una temporada y esperemos cambiarlo ya, porque si además una primera victoria viene con otro buen resultado nos permitiría meternos en una zona de la clasificación más acorde a lo que pretendíamos”.

SEGURIDAD
El cuadro verde ha recibido ocho tantos en sus tres últimos partidos oficiales –dos de liga y el del pasado miércoles en la Copa– y, a pesar de que Manolo García explica que “por la manera que tenemos de jugar es muy posible que encajemos más que otras escuadras, simplemente por la exposición que planteamos a lo largo del partido”, reconoce que el trabajo que está realizando está encaminando en mejorar al respecto. “El trabajo se basa en arreglar los errores que se cometen y preparar el partido en función de cómo juega el rival, pero lo más importante es que el equipo está mejorando cada día”, asegura.
El hecho de jugar en A Malata es, además, otro de los factores que hacen de la primera victoria liguera algo más o menos urgente. El preparador racinguista reconoce a este respecto que “siempre que ganas en casa es bueno por la gente... y para todos”. Así que en este partido, en el que en principio contará con todos los miembros de la plantilla en condiciones de jugar, su objetivo es el de lograr una victoria que aleje los nervios que pudiese haber en el entorno por los resultados de las primeras jornadas. n

Una victoria para inyectar tranquilidad